Sociedad

Baja presencia de padres en las redes

Según un estudio realizado por Microsoft, 40% de los menores de 13 años (la edad legal para tener una cuenta) no acepta a sus progenitores como “amigos” en Facebook. Además, el informe reveló que los chicos son los que más saben de internet en sus casas
viernes, 13 de noviembre de 2015 · 10:06

Juan afirma que está al tanto del contenido de las redes sociales de su hija Victoria y que habitualmente, aunque le molesta a la niña de 12 años, le pregunta con quien chatea. "En general, le controlo a través de pequeñas redadas con quien habla, o que es lo que hace en las redes”, cuenta. 

Y si bien Juan admite que a la chica no le gusta, él sabe de los peligros que circulan de manera virtual por lo que prefiere "bancarse” los enojos de su hija a pasar un mal momento por dejarla hacer lo que quiera. 

Según una encuesta realizada por Microsoft en Buenos Aires a unos 600 alumnos de entre 11 y 12 años de escuelas públicas y privadas, 4 de cada 10 chicos no tienen a sus padres en Facebook o en otra red social como "amigos”. 

Por otro lado, este estudio también reveló que aunque 90% de los chicos les ha dicho a sus padres que están en una red social, 50% de los progenitores advirtieron que saben muy poco o nada sobre las actividades que sus hijos realizan en internet y que tres de cada diez que no hablan "nunca” del tema en el hogar.  

Roxana Morduchowicz, especialista en culturas juveniles y coordinadora del estudio, señaló que los resultados reflejan la poca presencia de los padres cuando sus hijos navegan. "Como siempre decimos, la clave principal de una navegación segura y responsable es que los adultos de la casa estén al tanto del modo en que los chicos usan las pantallas”, aseguró.

Por otra parte, 7 de cada 10 chicos afirmaron que son los que más saben de internet en su casa (sólo un 10% aseguró que saben en igual medida), razón por la cual no hablan con sus padres de lo que hacen on line. La situación preocupa si se tiene en cuenta la exposición y el incremento de la conectividad como parte de la vida diaria de los más chicos.

Además, la encuesta arrojó que  9 de cada 10 chicos de 11 y 12 años están en las redes sociales (aunque la edad mínima legal es de 13 años) y 7 de cada 10 chicos de 11 y 12 años tiene celular con acceso a redes.

Acompañamiento
Para Analía Profera, profesora de Comunicación Social, esta situación -que los chicos resguarden su espacio privado- ya se daba antes de la existencia de las redes sociales. "Son pocos los chicos que hacen partícipes a sus padres de sus amigos. Es parte del proceso en que primero están constituyendo su identidad y segundo, intentan independizarse de sus padres”, explicó la comunicadora. 

Por otra parte, agregó que el tener muchos contactos "amigos”, a veces les garantiza muchos "me gusta” como aprobación. "La educación respecto de cómo usan las redes sociales es bastante amplia y habría que analizar qué comparten y qué hacen los chicos con las redes. Si hubiese talleres al respecto sería ideal. Aunque no sólo desde lo tecnológico, sino a un uso responsable en general”, dijo. 

Es como si se hiciera un combo peligroso, y, a la postre, por así decirlo, si bien no pueden diferenciar lo público de lo privado, si deben intuir -y remarco que estoy haciendo una hipótesis-, que puede haber por parte de los padres algún tipo de sanción o reto, estimó: "Tampoco creo que el hecho de que un padre monitoree completamente una cuenta sea bueno. Es parte de sus intimidad”, acotó Profera. 

Jorge Cella, director de Tecnología y Ciudadanía Corporativa de Microsoft Argentina y Uruguay, explicó a Los Andes que si bien desde Microsoft se trabaja con herramientas que otorgan mayor seguridad para padres e hijos, poco se puede hacer cuando el chico deliberadamente hace un uso inadecuado de la web.  "Lo principal es acompañar, hablar con los hijos. Decirles que sólo tengan amigos que conocen en la vida real, cara a cara”, indicó Cella. 

Morduchowicz, en tanto, añadió que Facebook puede ser usado por menores de 13 (la edad legal que la red establece para abrir una cuenta) ya que los niños falsifican el año de su nacimiento para poder crearse una cuenta.

"Los que cambian su edad lo hacen con o sin el consentimiento de los padres. Pero si es con consentimiento de ellos al menos deberían asegurarse de saber que tienen amigos que conocen en su vida real. Porque si no se convierte en un padre que no sabe lo que está pasando y eso es peligroso”, indicó.

Claudio Peña, director de la escuela José Vicente Zapata, de Capital, contó que hace poco menos de un año los alumnos realizaron una encuesta interna al respecto. La misma reveló que 50% de ellos está a favor de tener a sus padres en las redes sociales por cuestiones de comunicación, porque les resulta más sencillo contactarlos por allí que por celular.

"La otra mitad prefería mantenerlos alejados de sus redes porque ellos lo interpretan como una cuestión de libertad. Ellos sienten que se pueden expresar libremente y lo asocian también a una forma de producción más abierta y de mostrarse a otros como ellos quieren a través de, por ejemplo, las fotos que se sacan”, informó Peña aunque resaltó: "Ellos, si bien saben que es un riesgo mostrarse en las redes, no están alfabetizados en el tema de cuidarse. De todas formas acá en la escuela insistimos con eso”.