investigado

Piden saber si Báez viajó a Mendoza por la sospecha de la compra de un campo millonario

El juez federal Sebastián Casanello solicitó la información a la Policía de Seguridad Aeroportuaria. El empresario santacruceño fue indagado esta semana por presunto lavado de dinero y pidió su sobreseimiento.
sábado, 14 de marzo de 2015 · 17:33
Al día siguiente de haber indagado al empresario Lázaro Báez por presunto lavado de dinero y no conforme con los argumentos que por escrito dio el empresario, el juez federal Sebastián Casanello ordenó algunas medidas de prueba para establecer si tuvo o no participación en la compra de un campo millonario en Mendoza.

Es la estancia el Carrizalejo en Tupungato, que Leonardo Fariña dijo haber comprado por orden de Báez en 2010, a unos 5 millónes de dólares, y que a los dos años lo vendió al empresario Roberto Erusalimsky a 1,8 millónes. Para el juez Casanello pudo tratarse de una maniobra de lavado de dinero.

En el escrito que ésta semana Báez dejó en el juzgado negó que él haya aportado el dinero para la compra del campo, a lo que se suma que el día anterior, Fariña hizo un giro en sus dichos, y dijo que los 5 millónes de dólares fueron aportados por el empresario Carlos Molinari, quien –según consta en la causa- fue quien le pagó el casamiento al mediático con la modelo Karina Jelinek, hecho que le valió, entre otras pruebas un procesamiento por lavado de dinero.

Por la compra de ese campo y también bajo la acusación de lavado de dinero, fueron indagados el contador de Báez, Daniel Pérez Gadín; y Fabián Rossi, ex de la vedette Iliana Calabró. Los dos negaron tener que ver con esa operación que concretó Fariña, quien había dicho que mantuvo con ambos una reunión donde le transmitieron que Báez prescindía de sus servicios y que se quedara con el campo como forma de pago por los servicios prestados.

Lo cierto es que la única prueba que vincula a Báez con la compra de ese campo son los dichos de Fariña, una prueba relativa pues él como acusado puede mentir. El juez Casanello ordenó ayer algunas medidas de prueba para intentar establecer el vínculo entre el empresario y el ex de Jelinek en la compra de ese campo.

Casanello ordenó ayer que la Policía de Seguridad Aeroportuaria informe si para fines de 2010 cuenta con registros de vuelos de Báez hacia la provincia de Mendoza, lugar donde está ubicado el campo en cuestión. El pedido también es extensivo sobre el resto de los acusados: el hijo del empresario, Martín Báez; Molinari, Fariña; el ex de la vedette Iliana Calabró, Fabián Rossi; y el contador de Báez, Daniel Pérez Gadín.

En simultáneo, el juez dispuso que una comisión de Gendarmería se presentara ayer en la empresa de táxis aéreos Pacific Ocean, la cual se sospecha pudo haber sido contratada para realizar esos vuelos a Mendoza.

Mediante una orden de presentación, una instancia previa a un allanamiento, una comisión de Gendarmería se presentó en oficinas que la empresa tiene en la localidad de San Fernando para hacerse de los registros de vuelo, pero le informaron que los mismos estaban en otra sede. El lunes se llevará a cabo la medida.

Pacific Ocean es una empresa del grupo London Supply, y según el diario La Nación es la misma empresa que utilizó Fariña en alguna que otra ocasión para viajar a Uruguay en un vuelo privado.

Si bien Casanello finalizó la ronda de indagatorias programadas durante estos días no será pronta una definición sobre si procesa o no a Báez. Previamente, según informaron fuentes judiciales a Infobae, volverá a indagar a algunos de los acusados y esperará el resultado de un peritaje patrimonial que ya ordenó sobre Báez y los acusados.

El peritaje patrimonial sobre Báez y el resto de los imputados fue una medida sugerida por la Cámara Federal la juez, y resta definir algunos puntos a estudiar, para que comiencen a trabajar los expertos contables de la Corte Suprema designados.

Mientras tanto y luego de haber sido sólo indagado por la compra de ese campo, sigue en pie la investigación sobre Báez por la supuesta "fuga" de varios millones de euros al exterior mediante vuelos privados y depositados en paraísos fiscales, tal cual el informe que presentó Periodismo Para Todos (PPT) y que derivó en la apertura de esta causa. (infobae.com)