PLAN NACIONAL

El plan SUMAR para hombres incluye 6 líneas de cuidado

A partir de ahora, los varones de entre 20 y 64 años sin cobertura social podrán acceder a las prestaciones de salud que brinda el Programa SUMAR.
viernes, 22 de mayo de 2015 · 11:34
Se puso en marcha la inclusión de hombres adultos de entre 20 y 64 años en el Programa SUMAR, ampliación que abarcará a más 4 millones de varones de todo el país que no tienen cobertura social. La medida constituye un paso más en la política sanitaria implementada por el Gobierno nacional para garantizar el acceso a prestaciones de salud a toda la población, ya que con esta expansión el SUMAR cubrirá a aproximadamente 14 millones de beneficiarios en todo el país.

El programa comenzó con el Plan Nacer de 0 a 5 años para todos los niños, luego se incluyeron adolescentes y mujeres de 20 a 64 años. Y ahora se inauguró la incorporación de hombres de 20 a 64 años.

Cabe recordar que en 2003 la tasa de mortalidad infantil era de 16,5 por cada mil nacidos vivos, en el NEA era del 21 por mil: hoy bajó drásticamente; en 2003 el 66 % de los niños no tenía obra social ni ningún tipo de cobertura.

El SUMAR tiene una orientación a la prevención, de modo que ahora también todos los hombres podrán tener los controles necesarios para prevenir distintos tipos de enfermedades y tratarlas.

LAS PRESTACIONES PARA VARONES

El plan de servicios de salud del hombre adulto incluirá 6 líneas de cuidado -control periódico de salud; detección de riesgo de enfermedades crónicas no transmisibles (hipertensión, diabetes, cardiovasculares y renal); detección de riesgo y diagnóstico de cáncer colorrectal; salud mental; apoyo y seguimiento en casos de alcoholismo y consumo de sustancias, y promoción de hábitos saludables, salud sexual y reproductiva, y prevención de lesiones externas-, además de acceso a cerca de 50 prestaciones de salud.

Se espera que esta medida constituya un paso firme hacia la asignación de una población a cargo nominada de los establecimientos públicos a través de un conjunto de indicadores de cobertura efectiva (trazadoras) que permitirá afianzar el esquema de protección social posibilitando la definición de estrategias de abordaje conjunto a todos los grupos poblacionales con otros actores sectoriales como las Obras Sociales y el PAMI.

Puntualmente, las prestaciones seleccionadas para los varones adultos incluyen exámenes periódicos de salud; controles odontológicos y oftalmológicos; consulta con especialistas (nefrología, cardiología); así como controles de salud individual para población indígena en terreno y consultas para confirmación de diagnóstico en población indígena con riesgo detectado en terreno.

En función del riesgo de salud de las personas, el SUMAR brindará consultas para la evaluación del nivel de riesgo cardiovascular; consultas para diagnóstico precoz de enfermedad renal crónica y también consultas para el diagnóstico precoz de diabetes en población vulnerable.

Otra de las grandes líneas de prestaciones preventivas se focalizará en la vacunación de esta población objetivo. A través del Programa SUMAR, los varones deberán recibir la vacuna Doble adultos que protege contra la difteria y el tétanos; la vacuna contra la hepatitis B; la Doble viral/ triple viral que inmuniza contra el sarampión y la rubéola; además de la vacuna antigripal y contra el neumococo si se encuentran entre los denominados grupos de riesgo.

En cuanto a promoción de hábitos saludables se brindarán consejerías para dejar de fumar, salud bucal, educación alimentaria, pautas de higiene, así como la promoción de salud sexual y reproductiva y la prevención de lesiones externas.

Dado que el cáncer de colon es una patología que tiene prevalencia en esta población, se brindará consulta de consejería de antecedentes y riesgo de cáncer colorrectal, y en el caso de ser necesario se podrá acceder a estudios como la colonoscopia con toma de biopsia o polipectomia; anatomía patológica de biopsia de colón y en función de los resultados al tratamiento completo de la enfermedad.

Por último, entre las prestaciones integrales a las que tendrán acceso los varones de entre 20 y 64 años sin cobertura social, se incluyen las temáticas de intento de suicidio y consumo problemático de alcohol y otras sustancias. Ambas patologías tendrán atención en urgencias y seguimiento.