Salud

Argentino desmiente que el mate ocasione cáncer

Las lesiones en el esófago se pueden producir por el agua muy caliente, no por la infusión. La yerba es anticancerígena.
sábado, 23 de mayo de 2015 · 12:52

La Agencia Internacional para la Investigación sobre Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) de la Organización Mundial de la Salud incorporó al mate como posible causante de cáncer, en una noticia publicada por la cadena británica BBC el jueves.

Pero lo cierto es que el mate en sí mismo sigue siendo muy sano. Lo que es peligroso es el agua caliente de cualquier infusión.
Nelson Bracesco, especializado en biotecnología de Misiones, recalcó que la infusión típica de los argentinos tiene propiedades de protección de ADN y una cantidad y variedad de polifenoles similar a la que puede encontrarse en el té verde.

Es más: previene el cáncer, sostienen los especialistas en el país. La cosa es no hervir el agua, pero quien sabe hacer el mate jamás cometería semejante "sacrilegio”.

"Desde ‘93 se sabe que el productor de lesiones que podrían transformarse en futuro cáncer no es el mate, sino la ingesta de cualquier bebida que esté demasiado caliente. La leche, el té, la sopa o cualquier bebida que se tome a alta temperatura puede producir estas lesiones, pero siempre se intentó vincular al cáncer de esófago con el mate”, dijo Bracesco al diario Misiones Online, ya que en en esa provincia litoraleña se está haciendo el Congreso Sudamericano de la Yerba Mate.

"En el laboratorio de radiobiología de la Facultad de Medicina (de Montevideo) estudiamos la protección de productos naturales, en particular hacemos hincapié en derivados de la yerba mate frente a radiaciones. Vimos que la yerba es capaz de proteger el ADN”, aseveró.

El puntapié

En el diario BBC, la OMS consideró la posibilidad de que el mate provoca males oncológicos y está en el grupo de riesgo 2A. Las razones de la inclusión no están en estudios hechos por la OMS, sino en investigaciones de terceros que han dado cuenta de un riesgo de cáncer para quienes consumen la bebida caliente, como es tradicional en el Cono Sur y no fría, como se toma en Paraguay, por ejemplo.

"Tres estudios de control en América del Sur investigaron la asociación entre tomar mate y el cáncer de esófago”, señaló el organismo.
El trabajo, realizado por un científico uruguayo, otro argentino y otro italiano, indica que "varios estudios epidemiológicos parecen respaldar el papel de las bebidas calientes de mate en el aumento del riesgo de cáncer de esófago, laringe y cavidad bucal”.

"La temperatura podría influir al dañar la mucosa o acelerar algunas reacciones metabólicas, entre ellas con algunas sustancias carcinogénicas del tabaco y el alcohol”, agregó.