POLÍTICA

Los ex consuegros de Jaime lo denunciaron por usar plata negra y recibir coimas

La familia Ledantes reveló cómo el ex funcionario utilizó dinero que no podía justificar en la compra de una casa.
lunes, 18 de abril de 2016 · 10:29
Julieta Jaime –una de las hijas de Ricardo Jaime- fue novia de Sebastián Ledantes desde 2003 a 2007. Se casaron el 30 de noviembre de 2007 y en 2008 se separaron. Tan rápida fue la separación que el novio nunca llegó a tener las fotos de la boda.

Ledantes conocía cómo era y cómo cambió el modo de vida de los Jaime a medida que el ex funcionario kirchnerista recaudaba dinero en negocios oscuros.

Fue testigo de ello y terminó imputado en la causa por enriquecimiento ilícito del ex funcionario kirchnerista. Sus padres Norberto y Graciela Vigna están procesados y deberán ir a juicio oral y público como testaferros de Jaime.

Ambos aparecen vinculados a la compra de la casa en Carlos Paz donde Jaime vivía con su hija hasta que fue detenido el 2 de abril pasado. Ese inmueble ahora está a nombre de Julieta Jaime, quien según la justicia no tiene fondos para justificar la compra y debe ser procesada como testaferro de su padre. Esa bella propiedad en Carlos Paz antes estuvo a nombre de Vigna.

Con Jaime preso, los Ledantes se presentaron ante el fiscal federal de Córdoba Enrique Senestrari y denunciaron varias cosas que comprometen tanto a Jaime como a su hija Julieta.

-Julieta Jaime, el 27/04/2007, compró una casa en Carlos Paz con dinero perteneciente a su padre y les pidió anotarla a nombre de Graciela Vigna, ya que Julieta Jaime, al ser estudiante, carecía de fondos para justificar la compra de la propiedad.

- Julieta Jaime, con "un discurso inofensivo" solicitó que los Ledantes figuraran como dueños de la casa de la calle Omaguacas 91 porque ella era estudiante universitaria. Debido a la confianza que tenían hacia la pareja de su hijo, Vigna accedió a figurar como dueña de la casa, con el consentimiento de su esposo Norberto Ledantes.

- El dinero para la operación inmobiliaria, lo aportó íntegramente Julieta Cecilia Jaime, por intermedio de su padre, Ricardo Jaime. La suma fue de $250.000, aunque nunca supieron si ese fue el valor real del inmueble.

LA FAMILIA LEDANTES SE PRESENTÓ ANTE EL FISCAL DE CÓRDOBA Y DENUNCIÓ COSAS QUE COMPROMETEN TANTO A JAIME COMO A SU HIJA

- La casa fue comprada para que viviera allí Julieta Jaime con Sebastián Ledantes. Además, y por pedido de Ricardo Jaime a su hija, allí se inscribió la sede social de la firma Lago Azul S.A., quien sería encargada de explotar un emprendimiento hotelero.

- Por instrucciones de Jaime y a pedido de su amigo Alfredo Pielach, Julieta Jaime tuvo que ubicar en Carlos Paz o zonas aledañas, un hotel que se encontrara en venta para que fuera explotado por la sociedad Lago Azul.

- Que luego de esa búsqueda compraron el Hotel Saint Tropez.

- Que la operación la realizó Pielach.

- Que Pielach designó a Sebastián Ledantes como apoderado administrativo para manejar el hotel cuando estaba por casarse con Julieta Jaime.

- Que también Lago Azul SA le dio a Sebastián Ledantes una camioneta marca Kia, modelo Carnival patente GSJ-927, para que usara.