Catamarca: en un año se perdieron 1.200 empleos textiles en la provincia

Estiman que cada empresa redujo entre 10 y 15 operarios. La crisis impacta con fuerza en las PYMES.
martes, 12 de junio de 2018 · 08:41

La crisis que atraviesa el sector textil en el país y que repercutió con crudeza en las últimas semanas en Catamarca con el despido de 67 operarios de Calzados Catamarca y Alpargatas Textil, es solo parte del conflicto que se vive puertas adentro en las pequeñas y medianas empresas locales.


Según datos proporcionados por la Asociación Obrera Textil (AOT) Catamarca, en un año se perdieron alrededor de 1.200 puestos de trabajo en el sector.


Días atrás los trabajadores de Nortextil S.A., ubicada en el área industrial El Pantanillo, dieron a conocer que en un año se perdieron 22 puestos y que hoy la planta continúa trabajando con apenas 13 personas. El dato no es menor teniendo en cuenta que la firma prescindió de casi un 60% de la planta total de operarios.


Pero el recorte trasciende a otras PYMES. Según Jorge González, secretario general de la AOT, las pequeñas fábricas de Capital y del interior de la Provincia también sufrieron numerosos recortes de personal, ocasionando un fuerte impacto en los mercados locales y sobre todo en las familias del interior, donde las opciones laborales son aún más escasas.


“La crisis afecta a todos los sectores, pero principalmente a los sectores chicos. Todas sacaron 10 o 15 operarios de su planta. Todas la fábricas tienen problemas”, dijo el gremialista en diálogo con El Ancasti y destacó que los despidos o los retiros voluntarios a cuentagotas tuvieron menos resonancia, pero existieron.


En este contexto, se lamentó que las expectativas no son buenas y que los recortes podrían continuar.


Según justificó, el desencadenante de los achiques en las fábricas tiene como responsabilidad absoluta la apertura de importaciones realizada por el Gobierno nacional, que llevó a las fábricas a no vender nada, sumado al ajuste tarifario.


Para González, la situación textil es caótica en todo el país. “El que no cerró, de 500 obreros que tenía se quedó con 200. El que tenía 100 se quedó con 30. En todas es alarmante lo que pasa”, dijo.


También reconoció la compleja situación por la que atraviesa Nortextil, aunque señaló que fueron más los acuerdos con la patronal que los despidos, luego de que la firma convocara a retiros voluntarios. Dijo que los trabajadores afrontan casi en forma permanente el retraso en los pagos y trazó un preocupante panorama futuro.


Según el gremio, la producción de la firma es prácticamente artesanal. “Elaboran telas para camisas, telas para toallas, manteles, repasadores, pañuelos y el mercado de lo que hacen está abarrotado por productos importados y la verdad es que no vende nada. Están pasando una situación muy difícil por la importación y no tengo dudas de que la situación va a empeorar”, dijo.


Sin expectativas privadas
Por otra parte, González se mostró descreído de que la propuesta de la Gerencia de Empleo y la delegación local del Ministerio de Trabajo, de que las empresas locales puedan absorber a los textiles desempleados de Alpargatas, mediante una articulación a través de programas nacionales.


“Las fábricas que tenemos están con la dotación completa. Ojalá pudieran tomar gente, cosa que no creo. No tengo dudas de que el Gobierno de la Provincia tampoco tiene lugar para nadie más. Es muy difícil y duro decir esto pero tenemos que ver la realidad, no le podemos mentir a la gente”, dijo, en tanto que opinó que los microemprendimientos y cooperativas podrían ser una opción más viable.


Semanas atrás los titulares de ambos organismos, Mariano Manzi (Empleo) y Sebastián Fernández (Trabajo), junto con el gremio, funcionarios provinciales y el director Regional del NOA del Ministerio de Trabajo de la Nación, Luis Federico Canedi, pusieron a disposición de los trabajadores despedidos la posibilidad de acceder a programas nacionales que apoyen la reinserción laboral privada o a través de microemprendimientos.