Isdin

Nada mejor para el calor del verano que irnos un fin de semana para la playa a llevar un montón de sol sobre la blanca arena. La mayoría disfrutamos de tomar un par de bebidas, comer algún delicioso plato marino, bañarse por horas enteras en la costa y tomar muchas fotografías, pero… espera.
jueves, 23 de agosto de 2018 · 19:41

Todo eso suena idílico, y de seguro hay algo perjudicial dado por sentado. En efecto, hay riesgos muy altos al ir a la playa a tomar el sol con la familia, con la pareja o con los amigos. Quemaduras, insolaciones, e incluso cáncer de piel desfilan entre las consecuencias. El mundo está lleno de amenazas por doquier, incluso durante las mejores experiencias.

No creo que sea tan malo el sol. ¿O me equivoco?

Los comerciales de cremas protectoras para el sol siempre nos indican que tenemos que mantenernos hidratados, cubiertos de protector solar, usar gafas oscuras, ponerse una gorra o un sombrero y, lo más importante, estar muy al pendiente de los pequeños, que son las principales víctimas del sol, usualmente por negarse a utilizar estar cremas pegajosas y desagradables al tacto.

Sin embargo, esto tiene una razón de ser y es que, aunque muchos no lo crean, una insolación es una de las situaciones más peligrosas a las que puede ser expuesta nuestra salud. Si protegerse es tan sencillo ¿por qué no hacerlo?

Cuidado con el bronceador

A todos nos gusta lucir un cuerpo bronceado y hermoso tras llegar de un par de días de vacaciones veraniegas en la costa; sin embargo, es común dejar de lado que cada piel tiene un rango de cuidados, los cuales podrían ser descritos con facilidad por un dermatólogo tras darnos una chequeada.

No puedes esperar que una persona de tez muy blanca se broncee con facilidad sin ganarse una insolación o una quemadura por el sol. La mayoría de los bronceadores, bien sean de fábricas u obtenidos en casa, suelen lastimar muy fuertemente la piel, quemándola con mucha facilidad.

¿Con qué protejo a mi familia?

Ya sea tu grupo de amigos, tu familia o tu pareja, lo más sensato es bañarlos en esos protectores solares, y no con cualquiera. Comprar Isdin en Pharmacius es la mejor opción para invertir tu dinero en estos casos. Un gel que no deja la desagradable sensación pegajosa, con alta resistencia al agua, la arena y al roce con la toalla, manteniendo a tus allegados y a ti a salvo de los rayos UVA y UVB. Sin duda, la mejor manera de protegerte.