Obispo Romanín anima a contribuir con la Colecta Nacional de Ayuda al Migrante y al Refugiado

“En la Argentina tenemos una acogida muy cordial con los migrantes”, destacó monseñor Juan Carlos Romanín, obispo emérito de Río Gallegos, al animar a contribuir con generosidad en la Colecta Nacional de Ayuda al Migrante y al Refugiado.
miércoles, 27 de noviembre de 2019 · 21:09

Se realizará los días 30 de noviembre y 1° de diciembre en todos los templos del país y llevará por lema la frase del papa Francisco: ¨No se trata sólo de migrantes¨.
“En la Argentina tenemos una acogida muy cordial con los migrantes”, destacó monseñor Juan Carlos Romanín, obispo emérito de Río Gallegos, al animar a contribuir con generosidad en la Colecta Nacional de Ayuda al Migrante y al Refugiado.

La campaña solidaria se realizará los días 30 de noviembre y 1° de diciembre en todos los templos del país y llevará por lema la frase del papa Francisco: "No se trata sólo de migrantes". En declaraciones a Radio María Argentina, monseñor Romanín recordó que “hace muchos años que en la Argentina se realiza la Colecta Nacional de Ayuda al Migrante y al Refugiado”.

“Desde la comisión episcopal de esta pastoral trabajamos con los migrantes, los refugiados y todo lo que hace a la itinerancia como la pastoral del circos gitanos, estudiantes extranjeros, la pastoral del mar, la pastoral aeroportuaria, la pastoral de la carretera junto a la asociación 'Luchemos por la vida` y la pastoral del turismo”, indicó.

“Tenemos un eje transversal común que es la trata y tráfico de personas. Desde allí ayudamos a las diócesis argentinas en todo este trabajo que lleva adelante la comisión del migrante”, puntualizó.

El prelado explicó que “el migrante es aquel que, por distintas razones, tiene que dejar su país de origen y con la ayuda de un familiar o un amigo consigue una casa y un trabajo en otra tierra”.

“En el caso del migrante, la salida está pensada. En cambio el refugiado es aquel que se tiene que ir compulsivamente debido a una amenaza de muerte, por problemas de guerra o climáticos”, resumió.