Qué es más conveniente: comprar dólares o hacer un plazo fijo

La inflación es la principal preocupación que, hoy por hoy, deben tener los ahorristas en pesos o en dólares. Las dos opciones más elegidas por los argentinos para ahorrar o invertir vuelve a cobrar relvancia.
domingo, 3 de noviembre de 2019 · 12:08

El nuevo cepo a la compra de divisas mantiene anestesiado al dólar en el mercado formal, pero la brecha contra el que surge de las operaciones bursátiles se mantiene en la zona de 30%. Esto hace pensar que tarde o temprano el dólar oficial dará un salto similar hacia fin de año.

Precisamente, la autoridad monetaria ha impuesto restricciones cambiarias que limitan a 200 dólares por mes la compra de divisas por parte de ahorristas, desde los 10.000 dólares previos a las elecciones presidenciales, y a cero las opciones de atesoramiento por parte de empresas.

Los límites a la compra de dólares comenzaron en realidad tras las elecciones PASO de agosto, cuando la entidad presidida por Guido Sandleris observó cómo los depósitos en dólares comenzaban a caer y cómo las reservas internacionales se desmoronaban por la demanda de divisas por parte de empresas e individuos.

Desde entonces, el mercado de cambio se ha desdoblado de hecho y los argentinos no han cesado en la compra de divisas, ya sea en el mercado del dólar oficial o dólar blue. Al mismo tiempo, han ido desarmando plazos fijos en pesos a un ritmo alarmante: sólo en los últimos cuatro días, el stock de esos depósitos cayó 31.000 millones de pesos.

Esos pesos liberados no encuentran destino en el mercado oficial del dólar, por lo que los analistas concluyen que terminarán dolarizándose mediante dólar blue o dólar Bolsa o Contado Con Liquidación, en un marco en que el Súper Cepo ató de manos al ahorristas y a las empresas.

Pero el Central no sólo tomó decisiones que afectaron la cotización del dólar en la city porteña o en los mercados paralelos, sino que inició en la víspera un camino descendente en la tasa de interés de Leliq que tendrá impacto en los rendimientos de los Plazos Fijos en pesos.

Antes de las elecciones PASO, los ahorristas llegaron a recibir hasta 67% de tasa por plazos fijos en pesos a 30 días, en un contexto en que las Leliq rozaban el 80%, pero desde entonces la tasa que remunera el Banco Central por esas letras comenzaron a descender.

Hasta octubre, la autoridad monetaria tenía fijado un límite inferior de tasa de 68% para las Leliq, pero el Comité de Política Monetaria (COPOM) bajó esta semana 5 puntos porcentuales a 63% el piso de tasa de Leliq para noviembre, con la consecuente liberación de pesos al mercado.

En el mercado de tasas de interés, hoy los principales bancos están ofreciendo rendimientos de hasta 58% por plazos fijos en pesos a 30 días para no clientes, de acuerdo con información publicada por el Banco Central. Pero esa tasa bajará en los próximos días, en linea con la de Leliq.

La entidad que más paga por este tipo de depósitos, según el relevamiento del Central, es Banco Hipotecario (58% nominal anual), seguido por Banco Nación (57%), entre otros. Pero hay bancos que ya bajaron su tasa a la zona de 45%.

En este contexto, la principal preocupación para los ahorristas en pesos debe ser la inflación de los próximos meses y los riesgos, como advirtió entre otros el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, incluyen también un escenario de aceleración de precios que podría derivar en una hiperinflación.

De acuerdo con proyecciones de analistas, la inflación para noviembre y diciembre tandrá un piso de 7%, en cada mes, muy por debajo del rendimiento que ofrece un plazo fijo en pesos. Y en este contexto, las estimaciones indican que el dólar Contado Con Liqui (CCL) operaría en la zona que va de 83 a 95 pesos.

Economistas esperan además que la brecha cambiaria entre el dólar oficial en el promedio de pizarras de bancos y casas de cambio de la City porteña y el dólar paralelo se amplíe a medida que el Súper Cepo se sostenga en el tiempo. (Fuente: BAE)