El túnel subfluvial celebra sus 50 años a puro show pirotécnico

Las actividades están previstas para las cero de mañana, con el cincuentenario de la conexión definitiva de la Mesopotamia con el país.
jueves, 12 de diciembre de 2019 · 09:20

El túnel subfluvial Raúl Uranga — Carlos Sylvestre Begnis recibirá el primer minuto de mañana con un show pirotécnico lumínico, de baja densidad sonora, que tendrá como escenario estelar el imponente río Paraná, según se informó oficialmente. La actividad fue programada para la hora cero del viernes, momento en el cual se estarán cumpliendo 50 años desde aquel día en que Santa Fe y Entre Ríos quedaron definitivamente vinculadas por la habilitación de esa conexión física que logró sacar del aislamiento a la Mesopotamia argentina.

Al respecto, el representante del gobierno de Entre Ríos en el Túnel, Juan José Martínez, explicó que el show pirotécnico tendrá como punto de lanzamiento ambas márgenes del río, y que podrá apreciarse desde diversos lugares estratégicos de la ciudad de Paraná. Los mejores miradores serán El Patito Sirirí, el Parque Humberto Varisco, la Costanera e incluso mencionó la Toma Vieja, desde la capital entrerriana.

En tanto, el acto central será a las 10, en la cabecera paranaense del viaducto, con la presencia de autoridades, personal del ente, invitados especiales y medios de prensa nacional y de ambas provincias. Para esto se convocó a las personas que participaron en la construcción del viaducto.

Martínez adelantó al diario UNO Entre Ríos que ya fueron cursadas las invitaciones a las autoridades gubernamentales que ya estarán en ejercicio para ese día.

"Creemos y queremos que estén todos. A las 10, la idea es bajar al centro del túnel y hacer la foto de los 50 años con los dos gobernadores, los cuatro ministros, los dos intendentes y los dos directores", apuntó.

Mañana será un día especial, en medio de la transición gubernamental. Pero ya han sido invitados los gobernadores de Entre Ríos Gustavo Bordet y de Santa Fe Omar Perotti, y los intendentes Adán Bahl y Emilio Jatón, de Paraná y de Santa Fe respectivamente.

Del lado entrerriano no existe inconveniente por la continuidad de Bordet; en Santa Fe hubo contactos con allegados al nuevo mandatario, Omar Perotti. "Hicimos contacto con Jatón, no nos ha confirmado pero creemos que va a estar, y la invitación que hicimos al Beto Bahl debe ser la primera que le habrá llegado como intendente", explicó Martínez.

"La llegada de los 50 años del Túnel la venimos preparando desde hace tiempo", alegó el funcionario, y comprendieron un emotivo encuentro de los trabajadores que llevaron adelante la obra de ingeniería más importante de Latinoamérica, el auspicio de diversos eventos de disciplinas deportivas amateur, encuentros de fútbol infantil, eventos de ciclo turismo, y hasta el cruce de autos de época.

Asimismo, y en el marco de las actividades conmemorativas, se realizó en septiembre una jornada de Arquitectura e Ingeniería realizada en el Centro Provincial de Convenciones, que contó con una asistencia de 600 participantes.

El túnel

El túnel Uranga — Sylvestre Begnis es un corredor subterráneo-subfluvial construido bajo el lecho del Río Paraná. Además de cumplir la función de conectar a las redes de tránsito rodado de las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, la monumental obra constituyó el primer nexo efectivo de comunicación entre la Mesopotamia argentina y el resto del país, ya que la construcción se inició en el año 1962 y el túnel se inauguró formalmente en 1969.

La construcción de este viaducto, fue responsabilidad de la compañía alemana Hochtief AG, mientras que los planos fueron obra de la empresa argentina Sailav SA.

Si bien la solución natural hubiese sido la elección de un puente, los gobiernos provinciales sólo pudieron escoger ese formato por la falta de colaboración del Estado nacional, a quien corresponde la jurisdicción sobre los espejos de agua. En 1960 firmaron un tratado interprovincial proyectando la tarea compartida, y en junio del año siguiente se dio comienzo a las obras. Fue inaugurado el 13 de diciembre de 1969, y bautizado con el nombre de Hernandarias de Saavedra, primer gobernador criollo del Río de la Plata, de la época colonial.

La estructura del túnel tiene una longitud de 2.397 metros, a los que se suman las rampas de acceso y caminos de convergencia para dar un total de unos 3.497 metros. Está construida a base de segmentos cilíndricos de 64 x 10,8 metros, acoplados y enterrados en el fondo limoso del río. En su cota más profunda, el techo del túnel se encuentra a unos 32 metros bajo la superficie del río. El flujo de aire se regula por un sistema de ventilación forzada; la iluminación se ajusta automáticamente a las condiciones exteriores.

En 2001 se estableció su actual nombre, Raúl Uranga - Carlos Sylvestre Begnis, como un homenaje a los gobernadores de Entre Ríos y Santa Fe, respectivamente, que hicieron posible la obra.

La conexión vial entre Paraná y Santa Fe por el túnel subfluvial presenta un flujo de aproximadamente 10 mil vehículos diarios. El tránsito que pasa por el viaducto es en un 70 por ciento de origen regional.

Informe: Diario UNO Entre Ríos