Los plazos fijos no pagarán impuesto a la renta financiera

Se trata de dar marcha atrás -al menos parcialmente- con una ley reglamentada a fines de 2018 que grava inversiones de los residentes argentinos.
martes, 17 de diciembre de 2019 · 16:19

Los plazos fijos no pagarán más el impuesto a la renta financiera, confirmó esta mañana el secretario de Finanzas, Diego Bastourre. Se trata de dar marcha atrás -al menos parcialmente- con una ley reglamentada a fines de 2018 que grava inversiones de los residentes argentinos.

Las versiones sobre cambios en este gravamen comenzaron a circular ayer, y esta mañana el gobierno confirmó que no se aplicará en "plazos fijos de cualquier tipo".

El impuesto a la renta financiera, nacido de la reforma tributaria de 2017 y reglamentado a fines del año pasado, comprende la renta derivada de un conjunto de inversiones y activos financieros como los plazos fijos, los bonos o las cuotapartes en fondos comunes de inversión. Quedan exentas las acciones de empresas argentinas o la diferencia en el patrimonio a partir de la fluctuación del tipo de cambio.

La alícuota es de 5% o de 15 por ciento. En el primer nivel de imposición están las inversiones en pesos. En el segundo, las que son en pesos con un ajuste que las protege de la inflación, y las que son en moneda extranjera. En estos casos, la tasa se aplica sobre el rendimiento y no sobre la actualización ni sobre la variación del tipo de cambio del período correspondiente.

El tributo comprende a personas humanas residentes en la Argentina, que todavía no estaban alcanzados por este impuesto a los activos financieros, a diferencia de los inversores extranjeros, para los que ya había una ley reglamentada desde abril. En ese momento, muchos de los cuales se desprendieron de sus inversiones argentinas y, según algunos analistas, ese fue un factor que dinamizó la corrida cambiaria.

Plazos fijos durante el cepo cambiario
En noviembre, por el cepo cambiario, los plazos fijos tuvieron su mayor alza en 10 meses. Se trata de una herramienta de ahorro que venía en declive tras las PASO y que continuó durante septiembre y octubre, meses en los que se intensificó la dolarización antes del endurecimiento de las restricciones para comprar moneda extranjera.

Fuente: Diario Panorama