En otra larga declaración, Manzanares expuso a "Bochi" Sanfelice como socio de Máximo Kirchner

El ex contador se refirió al papel de Osvaldo "Bochi" Sanfelice y dio detalles de las maniobras de lavado de dinero en los hoteles.
martes, 19 de febrero de 2019 · 22:12

Víctor Manzanares, el histórico contador de los Kirchner, volvió hoy a Comodoro Py para ampliar su declaración como arrepentido. Lo hizo durante ocho horas ante el fiscal Carlos Stornelli, declaración en la que contó las maniobras de lavado de dinero en el rubro hotelero que llevó adelante el matrimonio presidencial desde el 2006.

También apuntó a la figura de Osvaldo Bochi Sanfelice, el socio de Máximo Kirchner. Según pudo saber Infobae, Manzanares lo describió como "el López Rega de Néstor".

La declaración de Manzanares se concretó hoy en el quinto piso de los tribunales federales. Hasta allí llegó el contador a las 9 de la mañana desde la sede policial en dónde se encuentra alojado desde que la semana pasada firmó un acuerdo de protección con el Ministerio de Justicia, tras su declaración en el marco de la causa de los cuadernos.

Manzanares está procesado con prisión preventiva en el capítulo de lavado de dinero que apunta a la figura de Daniel Muñoz, el ex secretario presidencial que compró propiedades y empresas en la Argentina y los Estados Unidos por sumas millonarias.

El contador está preso desde el 2017 por orden del juez Claudio Bonadio en la causa Los Sauces. Ese expediente ya fue elevado a juicio y tramita ante el Tribunal Oral Federal número 5. En esa investigación no podía obtener ningún beneficio como arrepentido.

Mientras tanto, la investigación en la causa Hotesur, en la que también está procesado, ya está a punto de cerrarse para también ser enviada a juicio. Manzanares ya hizo gestiones ante el fiscal Gerardo Pollicita para poder declarar como arrepentido en ese expediente, ya casi clausurado.

La causa de los cuadernos y la investigación sobre el dinero que manejó Daniel Muñoz le permitió a Manzanares ahora romper el silencio. Ya había declarado dos veces ante el fiscal Stornelli para firmar el acuerdo de colaboración, que finalmente selló en la noche del jueves 7.

También amplió su declaración cuando pidió ingresar al programa de protección de testigos e imputados colaboradores. Y volvió a hablar hoy ante el fiscal durante ocho horas.  Llegó con un cuadernito qué le hacía de ayuda memoria, indicaron a Infobae las fuentes consultadas.

De la declaración, que permanece bajo reserva a la espera de que el juez Claudio Bonadio la homologue, trascendió que Manzanares habló de cómo se hacía el mecanismo de recaudación y lavado de dinero a través de los hoteles.

Incluso aseguró que el negocio de los Kirchner en el rubro de los hoteles había empezado en el 2006 y no en el 2008, como se pensaba. Dio entender además que no sólo Lázaro Báez y Cristóbal López hacían este tipo de operatorias.

Según indicaron las fuente consultadas, Manzanares también habló del Bochi Sanfelice, A quién describió como una suerte de "López Rega de Néstor".

Cerca de las 18 Manzanares terminó su exposición. Sus abogados Roberto Herrera y Alejandro Baldini se retiraron de la reunión mientras Manzanares volvía a quedar bajo supervisión policial. Era el fin de una jornada agotadora. Infoabe.com