Lázaro Báez pidió suspender el juicio que tiene a Cristina como principal acusada

El proceso arrancará el martes tras la confirmación de la Corte. El empresario recusó a los jueces del tribunal que lo tiene en el banquillo de los acusados junto a la expresidenta.
viernes, 17 de mayo de 2019 · 19:56

El empresario Lázaro Báez pidió hoy suspender el juicio por irregularidades en la obra pública que lo tiene como imputado junto a la expresidenta Cristina Kirchner previsto para el próximo martes, al considerar que aún hay planteos sin resolver por parte de la Corte Suprema de Justicia.

Además, recusó a los jueces Rodrigo Giménez Uriburu y Adriana Pallioti, integrantes del Tribunal Oral Federal 2, tras advertir que ya intervienen en otro caso en el que él que está siendo juzgado por lavado de dinero, conocido como la "ruta del dinero K".
Todos los planteos serán resueltos el próximo lunes, a horas del juicio previsto en el tribunal de Comodoro Py. Se trata de una medida que busca demorar el arranque del proceso, que estuvo en el ojo de la tormenta durante toda la semana.

Todo empezó cuando la Corte Suprema de Justicia pidió los expedientes del caso y hubo mucha incertidumbre: el propio TOF 2 informó que no podría realizarse el juicio sin la causa y se desconocía por qué el máximo tribunal había intervenido en el caso sin haber pasado la apelación por instancias inferiores.

La noche del miércoles hubo muchas protestas contra la Corte en las calles y varios funcionarios cuestionaron la decisión que, aunque legal, establecía una nueva jurisprudencia.

Sin embargo, el jueves por la mañana, los magistrados publicaron un comunicado donde dejaron en claro que "el juicio podrá iniciarse con normalidad" porque los expedientes "serían devueltos en tiempo oportuno". Finalmente, la causa regresó a primera hora del viernes al Tribunal Oral Federal y todo quedó listo para que Cristina Kirchner y Lázaro Báez compartan el banquillo de los acusados.

La expresidenta está acusada de direccionar la obra pública hacia el empresario, socio de Néstor Kirchner. Y, después, de haber armado una asociación ilícita para recaudar ese dinero mediante el retorno por alquiler de habitaciones en hoteles correspondientes a la familia Kirchner. (TN)