¿Qué son los microcréditos y como pedir uno?

En el día a día, son muchas las circunstancias no planeadas que hacen que el presupuesto mensual se desajuste.
viernes, 17 de mayo de 2019 · 12:23

Una avería en el coche, un electrodoméstico dañado u otro gasto inesperado puede volverse una complicación para cualquiera, pero los microcréditos son una solución financiera ideal para éstos y otros inconvenientes, sin tener que endeudar la vida ni cumplir miles de requisitos.

¿Qué es un microcrédito?

Ésta es una herramienta financiera relativamente nueva y que busca facilitar los procesos de préstamo. Aunque hace tiempo que existen productos financieros con características similares, la diferencia de los microcréditos es que tratan de simplificar los procesos financieros y llegar a clientes a los que normalmente se les dificulta acceder a un crédito. No es un secreto para nadie que el camino para conseguir un crédito en una entidad financiera como un banco, está lleno de largas filas, documentos y requisitos. Por eso, los microcréditos vienen a ser una solución fácil y rápida para resolver necesidades económicas cotidianas.

¿Quién puede solicitar un microcrédito?

Los microcréditos están pensados para ser una solución financiera para aquellos que no son aceptados por la banca tradicional. En la mayoría de entidades financieras que ofrecen estos productos, no se solicita historial crediticio, ni fiadores, y tampoco garantías o hipotecas, pero también es cierto que al ser créditos pequeños no suelen superar los 1.000 euros. 

En muchos otros casos, los microcréditos son una solución financiera para las familias a quienes les cuesta solventar los gastos básicos mes a mes, en una economía que parece ser un círculo descendente. Como ejemplo, existe un banco en Bangladesh que ofrece microcréditos personales de carácter humanitario para familias en riesgo de pobreza extrema y en el 96% de los casos, son madres las que recurren a estos créditos, lo que demuestra el compromiso social de este tipo de entidades con la sociedad.

Requisitos para solicitar un microcrédito

Uno de los mayores beneficios de los microcréditos es no necesitar un aval o fiador, sobre todo porque en las circunstancias en las que se solicita el dinero, puede llegar a ser difícil conseguir quien se preste como fiador. Ser mayor de edad, una cuenta bancaria dónde depositar el importe del crédito y un número de teléfono móvil dónde ser contactado, suelen ser los requisitos comunes de las entidades de préstamos. Estos productos financieros también pueden ser solicitados por internet, y en los casos de microcreditos online, toda la información respecto al crédito como las formas de pago, cuotas y tasas están disponibles en la propia web de la entidad, sin filas, si tener que esperar y sin complicaciones.

Beneficios de los microcréditos personales.

La mayoría de nosotros necesita, más de una vez en la vida, un dinero extra para una situación concreta. Ese viaje de vacaciones, un regalo especial, la renovación de la casa, esa matrícula de estudios y muchísimos otros gastos que, aunque son pequeños, no están dentro de nuestras posibilidades. Justo ahí es cuando un microcrédito personal viene a ser la solución precisa porque están pensados para ser liquidados en corto tiempo y sin generar todo el estrés que suponen otro tipo de créditos.

Por lo general, este tipo de financiación es de rápida respuesta, ya que la mayoría de personas que acuden en busca de estos créditos, necesitan soluciones rápidas, y llegan a estas entidades esperando poder evitar todos los obstáculos que normalmente pone la banca tradicional. En la mayoría de los casos, la respuesta a la solicitud suele estar lista entre dos y tres días hábiles, aunque hay algunos casos que inclusive tienen respuesta en las siguientes 24, tras haberlo solicitado.

El microcrédito ha tenido tanto éxito entre los clientes que acuden a estas entidades, que todo parece indicar que éste es el futuro de la financiación. Tecnologías que acerquen las entidades financieras a los clientes, un servicio oportuno y de calidad, y la capacidad de ajustarse a las necesidades del usuario promedio, son las banderas con las que los microcréditos han logrado establecerse como uno de los productos financieros más exitosos y solicitados en nuestros días.