Deep Web: el internet profundo con el que descubrieron al pediatra

Son páginas que no pueden ser indexadas por los clásicos buscadores como Google y Yahoo y en donde generalmente se ofrecen temas relacionados a la venta de drogas, donación de organos, violaciones, asesinatos y pornografía infantil. 
jueves, 30 de mayo de 2019 · 12:51

La Deep Web es una web donde se guardan contenidos que no están indexados en ninguno de los buscadores existentes como Google, Bing, Yahoo, debido a que en su mayoría infringen la ley de servicios y noticias en Internet, es decir a las cosas relacionadas con el tráfico de drogas, de órganos y la pornografía infantil.

La Deep Web tiene un lado oscuro: la Dark Web. Debido a su carácter oculto, nadie sabe exactamente lo que hay en esta web, pero mucho de su contenido es ilegal. Se trafica con armas, dinero, droga y se llevan a cabo todo tipo de actividades ilegales, desde intercambiar material pedófilo hasta contratar a un asesino a sueldo.

Descargar cualquier contenido de una página de la Deep Web confiere un enorme riesgo, pues muy probablemente contendrá software malicioso, como spyware, troyanos y ransomware debido a que los grandes hackers están allí adentro.  Además, se pueden recibir amenazas y ser culpable de algún tipo de delito como cómplice.

La principal causa de la existencia de la Internet profunda es la imposibilidad de los motores de búsqueda. La Deep Web no la creó nadie, pues ha existido desde que existe Internet, puede ser algo tan simple como una página en un sitio web que no tiene un enlace público desde otra página. La claves es que no empieza con www sino con otras letras que no descifrables. 

Si la Deep Web es el 90% de Internet, la Dark Web ocuparía únicamente el 0,1% de ella. Es una porción de Internet intencionalmente oculta a los motores de búsqueda, con direcciones IP enmascaradas y accesibles sólo con un navegador web especial. Es decir, la Dark Web forma parte de la Deep Web, pero son cosas diferentes.

El concepto de Deep Web o Internet Profunda se creó en 1994. En ese entonces se le conocía como "Web invisible". Desde siempre, en esta parte de la Internet se encontraban contenidos de carácter peligroso, como por ejemplo, webs ilegales, páginas de ventas de armas o drogas o páginas de pornografía infantil.

El Bitcoin es una moneda virtual que no está controlada por ningún gobierno. Utilizando los bitcoins en la Deep Web se puede comprar cosas ilegales de forma anónima. Para su funcionamiento Bitcoin utiliza toda una infraestructura tecnológica que le permite funcionar sin ningún tipo de entidad central, es decir, es una moneda que no tiene un Banco Central.

Con Bitcoin se puede enviar y recibir dinero a través de Internet, a cualquier persona en el mundo y totalmente gratis, pero para enviar y recibir Bitcoins es necesario descargar e instalar una aplicación en la computadora que será equivalente a la billetera en el mundo off-line donde se coloca el dinero en efectivo.

Todas estas posibilidades que da la tecnología le ha facilitado la posibilidad de intercambio de material prohibido a los pedófilos. Pero en la actualidad los expertos tienen elementos para rastrearlos, como ha ocurrido en este caso del pediatra del Hospital Garrahan. (Fuente: cronica.com.ar)