Consultoras ubican a la inflación de junio cerca del 2,5%

Se profundizó la desaceleración en las últimas dos semanas. La calma del dólar, el congelamiento tarifario y la retracción del consumo, las claves.
jueves, 27 de junio de 2019 · 09:14

Mediciones privadas relevaron una importante desaceleración de precios a partir de mediados de junio, lo que permitiría una inflación menor a la que se esperaba en la previa. Ahora las estimaciones hablan de un índice que podría ubicarse entre 2,5% y 2,6%, cuando a principios de junio se proyectaba un rango de entre 2,8% y 3%.

La caída del dólar es importante para controlar la escalada de precios, aunque los expertos aseguran que no es la clave. En este sentido Gabriel Zelpo, economista de Elypsis, dice que la baja del dólar "influye pero poco". Mientras que Fausto Spotorno, economista del estudio Ferreres & Asociados, señaló al diario Clarín que el retroceso del dólar puede "ayudar a impedir que suba tanto la inflación".

Un informe para inversores del brasileño BTG Pactual situó la inflación de junio en niveles "cercanos al 2,5%". La consultora Eco Go la ubica en los mismos niveles. 

"Entre la estabilidad del dolar, el menor aumento de los precios regulados (tarifas) y una demanda deprimida, todo eso va a reflejarse en una importante desaceleración respecto de los niveles de abril y mayo", consideró Juan Ignacio Paolicchi, analista de Eco Go.

En la consultora Elypsis, que suele estar muy cerca en la proyección inflacionaria, modificaron la estimación de 2,8% a 2,6% para este mes. La compañía observó una "significativa desaceleración" de remarcaciones de precios en las últimas dos semanas.

Según publica Infobae, un reporte divulgado por Bloomberg del banco de inversión Barclays fue en la misma dirección, aunque ya con una mirada de mediano plazo. "Somos constructivos en relación a la evolución de la inflación. Vemos una medición mensual cayendo a niveles de 2% hacia el cuarto trimestre. Esto favorecerá una mejora del salario real y la recuperación de la economía, aunque en forma lenta", detalla.

Además de la calma cambiaria, otros dos factores clave influyen al momento de suavizar las remarcaciones: el congelamiento tarifario que decidió el gobierno hasta fin de año y la retracción del consumo, ya que no hay mucho margen para seguir trasladando el aumento de los costos a los consumidores.