Leonardo Henrichsen filmó su propia muerte en 1973 y esas imágenes siguen conmoviendo al mundo

La fecha recuerda al reportero argentino Leonardo Henrichsen, fusilado en Santiago de Chile, en 1973, mientras cubría para la TV Nacional Sueca (SVT) un motín militar conocido como el “Tanquetazo”.
sábado, 29 de junio de 2019 · 16:45

Desde 1989, cada 29 de junio se conmemora el “Día Nacional de Camarógrafo Argentino”, por Resolución del Congreso por iniciativa de otro camarógrafo, Sergio Pérez, en homenaje al reportero argentino Leonardo Henrichsen, fusilado en Santiago de Chile, en 1973, mientras cubría para la TV Nacional Sueca (SVT) un motín militar conocido como el “Tanquetazo”.

En la mencionada cobertura, Henrichsen grabó su propia muerte.

Tras haber cubierto 14 violentos golpes de Estado para el programa de SVT Rapport, Henrichsen fue designado, junto con el corresponsal Jan Sandquist, a la sede de la televisora en Santiago de Chile para la presidencia del socialista Salvador Allende.

El 29 de junio estaba en el Hotel Crillón con Jan Sandquist, planeando la entrevista que realizarían al senador comunista Volodia Teitelboim ese día, cuando escucharon los primeros disparos de la sublevación militar liderada por el Teniente Coronel Roberto Souper, que sería llamada el “Tanquetazo”.

Henrichsen y Sandquist decidieron salir a filmar los acontecimientos en el centro de Santiago, y mientras grababa imágenes de una patrulla militar en la intersección de las calles Agustinas y Morandé, a una cuadra del Palacio de La Moneda, Henrichsen fue asesinado por uno de los uniformados, el cabo Héctor Hernán Bustamante Gómez.


Su muerte fue lo último que registró con su cámara. Las imágenes fueron reveladas en secreto en un laboratorio argentino y dadas a conocer en Chile casi un mes más tarde, el 24 de julio, provocando un profundo impacto en el país y en el mundo entero.El asesino

La identidad del militar que asesinó al camarógrafo no fue revelada sino hasta 2005, cuando el periodista chileno Ernesto Carmona encontró los documentos del juicio que se realizó a los militares del Tanquetazo (caratulado como 2765/73) e identificó al cabo Bustamante. Ese año, Josephine y Andrés Henrichsen, dos de los tres hijos del periodista, querellaron contra el militar. En 2006 la jueza Rommy Rutheford declaró la prescripción del delito. La Corte de Apelaciones de Santiago decidió investigar esta muerte y la de otros tres argentinos el 25 de septiembre de 2007, sin embargo, Héctor Bustamante falleció aún no habiendo finalizado la investigación del caso, en enero de 2008.

Entre otros, Henrichsen, cubrió 21 golpes de Estado y acontecimientos clave de nuestro continente, como los últimos dos meses de la guerrilla del Che Guevara en Bolivia, la muerte de Robert Kennedy, o los célebres secuestros del empresario Oderman Sallustro, en Argentina, y los de embajadores de las repúblicas de Alemania y Suiza, en Brasil y Guatemala.

El cineasta Patricio Guzmán dedicó su afamado documental “La batalla de Chile” a Henrichsen, en el cual se muestran además las últimas imágenes grabadas por el periodista argentino.

El 29 de junio de 2013, día en que se cumplieron cuarenta años de la muerte de Henrichsen, la alcaldesa de Santiago Carolina Tohá instaló una placa conmemorativa en el lugar exacto donde fue asesinado, en la esquina de Agustinas y Morandé.

Fuente: Resumen Latinoamericano