Salta tiene la cuarta mayor tasa de homicidios de la Argentina

Cinco personas fueron asesinadas cada 100 mil en un año en el país.En 2017 hubo 464 mil víctimas de este tipo de crímenes en todo el mundo según la ONU.
lunes, 15 de julio de 2019 · 07:55

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD) publicó el lunes pasado un estudio mundial sobre los patrones de los homicidios de 2017. El informe revela que durante ese año fueron asesinadas seis personas por cada 100 mil habitantes, arrojando un total de 464.000 víctimas en todo el mundo.

Dentro de ese panorama, la Argentina se ubicó como el segundo país de Sudamérica con menor cantidad de homicidios. Registró una tasa de 5,1 cada 100 mil personas, detrás de Chile (3,1 cada 100 mil). Por cierto, el subcontinente resultó ser una de las regiones más violentas del planeta, con una tasa de 24,2 asesinatos cada 100 mil habitantes.

Al poner la lupa sobre lo que ocurrió en Salta en cuanto a los homicidios, los datos oficiales dan cuenta de que hace dos años asesinaron a 96 personas. Con una tasa de 7 víctimas fatales cada 100 mil personas, fue la cuarta provincia argentina con mayor prevalencia de asesinatos, detrás de Tucumán (7,1), Chubut (7,3) y Santa Fe (7,7).

Si bien en los registros que el Ministerio de Seguridad de la Nación publica desde 2015, Salta ocupa los primeros lugares en cuanto homicidios, el 2017 parece ser excepcional, ya que la cantidad de hechos creció cerca de un 60% con respecto al año anterior. En 2018 se reportaron 69 asesinatos.

Femicidios en las tapas

Lo que ocurrió en 2017 con los femicidios en Salta no escapó a la tendencia que marcó la ONU en su estudio, que indica que el 20% de las víctimas a nivel global durante ese año fueron mujeres.

En la provincia asesinaron a 21 mujeres hace dos años, el 22% del total de crímenes, lo que la dejó, una vez más, como el distrito donde más riesgo de vida corrían las mujeres en el país.

El 60% de las 87.000 mujeres que fueron asesinadas en 2017 en el mundo fueron víctimas de un crimen machista cometido por sus parejas, exparejas o familiares hombres, lo que hace que el hogar sea "el lugar más peligroso", apuntó la Organización de las Naciones Unidas.

Con información algo incompleta, la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de la Nación llegó a conclusiones similares: de 13 femicidios cometidos en Salta en 2017, siete fueron efectuados por varones relacionados con las víctimas.

Impunidad y condenas

Jimena Salas, Andrea Neri, Paola Álvarez, Alejandra Párraga y su hijo Amir. Nombres que quedarán marcados para siempre en la memoria de los que durante 2017 siguieron las noticias cruentas de los femicidios cometidos en Salta y que sacudieron a todo el país.

De todas esas víctimas, solo el caso de Jimena Sala aún permanece impune. La mujer, de 44 años, fue asesinada de más de 40 puñaladas en su casa de Vaqueros el 27 de enero y después de más de dos años sin ninguna pista sobre los autores del crimen, las sospechas empezaron a girar en torno del viudo Nicolás Cajal.

El registro de femicidios del sangriento año se abrió el 5 de enero con la muerte de Andrea Neri (19 años), quien fue ultimada de varias puñaladas por el padre de su hijo, Gabriel Herrera durante una visita en la cárcel de Villa Las Rosas. "Chirete", como se conoce al femicida, cumplía una pena de prisión perpetua por matar a su primera esposa, Verónica Castro, en Metán, en otra dependencia del Servicio Penitenciario de la Provincia, también durante una visita.

Paola Álvarez (21) fue vista con vida por última vez el 4 de mayo de 2017. Su cuerpo fue encontrado 104 días después en un barranco cerca de La Caldera. En esos casi tres meses y medio su madre, Mónica Morales, movió cielo y tierra para encontrar a su hija. Finalmente, todas las sospechas recayeron contra Santiago Zambrani (36), quien fue condenado el 2 de mayo pasado a prisión perpetua por el delito de homicidio doblemente calificado por la relación de pareja y por mediar violencia de género.

Cinco días después de ese fallo, el Tribunal de la Sala II de Juicio condenó a Franco Gaspar Cinco (28) a la pena de prisión perpetua por el doble homicidio de Alejandra Párraga (25) y su hijo Amir (2).

Gaspar Cinco llegó a juicio acusado de entregarle a su pareja, Alejandra Párraga, una botella diciéndole que contenía agua bendita para su hijo. En el interior, había agua con cianuro.

Claves sobre los asesinatos

1. De la 464.000 muertes por homicidios registradas en 2017, la mayor parte (37%) se registró en América, seguida de cerca por África, que representó algo más de un tercio (35%) del total. A pesar de su gran población, Asia representa menos de una cuarta parte de esos asesinatos (23%), mientras que Europa (4,7%) y Oceanía (0,2%) tienen la participación más pequeña en este ranking.

2. Los datos desagregados de Sudamérica muestran que el subcontinente tiene un promedio de 24,2 homicidios intencionales cada 100.000 habitantes, aunque la diferencia entre los países que tienen más y menos es amplia. Venezuela y Brasil, que tienen 56,8 y 30,5 asesinatos cada 100.000 habitantes respectivamente.

3. Si se toma en cuenta a Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay , se encuentra que la mayoría de esos países experimentaron bajas en la tasa de homicidios durante el período 2010-2017, mientras que Brasil, Perú y Uruguay se enfrentaron a crecimientos de alrededor de un tercio en esas cifras cada uno. En Argentina, la mayoría de las provincias experimentaron una disminución en sus tasas de homicidio entre 2008 y 2017, con la excepción de algunas provincias del norte del país, como Salta, donde se registraron aumentos.

4. En términos generales, las tasas de homicidio se han mantenido a un nivel constantemente alto en el continente americano durante las últimas tres décadas. En el período 1990-2016, la tasa media de homicidios en la región se mantuvo entre el 14,5 y el 16,7 por cada 100.000 habitantes, es decir, entre dos y tres veces el promedio mundial, antes de aumentar a 17,2 en 2017. Aunque fluctuó en el decenio de 1990, la tasa de homicidios en Europa ha disminuido en un 63% desde 2002, mientras que en Asia ha disminuido en un 36% desde 1990.

5. A nivel mundial, el 81% de las víctimas de homicidio son hombres y la tasa mundial de homicidio masculino (9,1 por cada 100.000 hombres) es aproximadamente cuatro veces superior a la tasa mundial de femicidios (2,0). Como en otros aspectos del homicidio, la situación varía enormemente entre las regiones del mundo y dentro de cada una de ellas, especialmente en el caso de los hombres. Las tasas más altas de homicidio masculino se observan en América y África (31,2 y 21,5 por cada 100.000 hombres respectivamente), mientras que las más bajas se observan en Asia (3,1), Europa (4,3) y Oceanía.

6. Las tasas de femicidio se mantienen dentro de un rango más estrecho de entre 4,5 por cada 100.000 mujeres en África y 1,5 en Asia. En consecuencia, la relación entre las tasas de homicidio de hombres y mujeres varía de un país a otro entre un 2,0 y 4,8 cada 100.000 en todas las regiones, excepto en América, donde la tasa masculina es más de ocho veces superior a la femenina.

7. El análisis de los datos de 132 países de todo el mundo indica que la tasa de homicidio masculino es considerablemente más alta que la de homicidios de mujeres en casi todos los países y subregiones. La mayor disparidad entre las tasas de homicidio de hombres y mujeres se encuentra en América del Sur, América Central y el Caribe, donde las tasas de homicidio masculino son de 8 a 11 veces mayores que las tasas femeninas.

8. A nivel mundial, los hombres jóvenes de 15 a 29 años de edad son los que corren mayor riesgo de ser víctimas de homicidio, con una tasa de 16,6 por cada 100.000 habitantes. Los hombres de ese grupo de edad, mientras que los de 30 a 44 años enfrentan el segundo riesgo más alto, con un 14,7 por cada 100.000 habitantes. El riesgo de homicidio disminuye para los hombres de 45-59 años (10.7) y más de 60 años (5.6).

9. Aunque las mujeres generalmente enfrentan un riesgo de homicidio mucho menor que los hombres, existe una similitud notable en cuanto a riesgos relativos de homicidio específicos de la edad que enfrentan mujeres y hombres: las mujeres en el continente americano de 15 a 29 años de edad también se enfrentan al mayor riesgo de homicidio, mientras que en Asia y Europa es el caso de las mujeres de entre 30 y 44 años de edad, así como para las mujeres de 45 a 59 años en algunos países africanos.

10. El número total estimado de víctimas de homicidio en 2017 conduce a una tasa global media de homicidio de 6,1 por cada 100.000 habitantes. Aunque la magnitud del homicidio es más fácil de concebir en términos de número de las víctimas, los diferentes tamaños de población de las distintas regiones del mundo hacen que sea importante tener en cuenta las tasas regionales, también.

El Tribuno