Los argentinos bebemos un cuarto del agua recomendada: cómo sentirse mejor sólo tomando agua

¿Sufrís migrañas? ¿Querés adelgazar? ¿Te sentís fatigado? En esta nota te contamos los 10 beneficios de tomar ocho vasos de agua al día.
lunes, 19 de agosto de 2019 · 09:38

El 70 por ciento de la composición de nuestro cuerpo es agua. Es un elemento indispensable para mantenerlo sano porque, además de limpiar el organismo y eliminar las toxinas, es un eficaz vehículo para transportar las vitaminas y sales minerales que necesitan nuestras células. A pesar de su importancia, un estudio publicado por el European Journal of Nutrition indica que los argentinos sólo ingerimos un cuarto del volumen de agua recomendado para optimizar las funciones de nuestro cuerpo.

La hidratación de nuestro organismo es fundamental para que se desarrollen correctamente muchos procesos que tienen que ver con la salud. Sin embargo, en nuestro país un adulto promedio sólo toma dos vasos de agua al día, muy lejos de los ocho vasos recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Si bien gran parte de la ingesta de líquidos está dada por bebidas calientes, las infusiones no cuentan a la hora de estimar el consumo de agua. Ni el café, ni jugos, ni cualquier otro líquido reemplaza al agua pura, ya que el cuerpo la procesa de manera diferente. Por eso, no importa si tomamos dos pavas de mate al día: de todas formas necesitamos beber entre un litro y medio y dos litros de agua diarios.

Los beneficios de consumir entre un litro y medio y dos litros al día de agua

1. Alivia la fatiga
El agua es utilizada por el cuerpo para eliminar toxinas y productos de desecho que este no necesita. Cuando hay menos agua en el cuerpo, el corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre oxigenada a todas las células y otros órganos principales y eso puede causar fatiga.

2. Evita el dolor de cabeza y las migrañas
En la mayoría de los casos, la razón principal de los dolores de cabeza y migrañas es la deshidratación.

3. Ayuda en la digestión y evita el estreñimiento
Cuando bebemos suficiente agua se aumenta la tasa de metabolismo, es decir, los alimentos que consumimos se descomponen apropiadamente. Esto ayuda a que el sistema digestivo funcione correctamente previniendo el estreñimiento.

4. Ayuda a mantener la belleza de la piel
El agua ayuda a reponer los tejidos de la piel, así como a hidratarla y aumentar su elasticidad. Cuando el cuerpo recibe suficiente agua, la piel estará hidratada También ayuda a la piel con las cicatrices, acné, arrugas y otros síntomas de envejecimiento.

5. Regula la temperatura del cuerpo
Las propiedades térmicas del agua y su capacidad para liberar el calor del cuerpo cuando el sudor se evapora de la superficie de la piel son de gran ayuda en el mantenimiento de la temperatura corporal durante todo el día. Una temperatura corporal bien regulada nos hará sentir con más energía y a mantener los músculos y articulaciones lubricados evitando que tengamos calambres y esguinces.

6. Reduce el riesgo de cáncer
Algunos estudios indican que el consumo de agua también reduce el riesgo de cáncer de vejiga y colon. El agua destruye los agentes causantes de cáncer reduciendo el riesgo de diferentes tipos de cáncer.

7. Mejora el sistema inmunológico
Cuando el cuerpo recibe la cantidad adecuada de agua, mejora el sistema inmunológico.Así, puede luchar contra enfermedades como la gripe, cálculos renales y ataque cardiaco. También será de gran ayuda para hacer frente a problemas de salud como elreumatismo, la artritis, etc.

8. Reduce el riesgo de problemas cardiacos
En la Universidad de Loma Linda, en California, se hizo un estudio involucrando a 20 mil personas sanas que tomaban 5 vasos diarios de agua y las cuales presentaron un menor índice de problemas cardiovasculares en comparación con los que sólo tomaban 2 vasos diarios.

9. Resuelve el mal aliento
El mal aliento es una clara señal de que el cuerpo necesita más agua. La saliva ayuda a tu boca a liberarse de bacterias y mantener la lengua hidratada. Por esto, cada vez que tengamos mal aliento, lo primero que debemos hacer es beber mucha agua.

10. Ayuda a perder peso
El agua ayuda a eliminar los subproductos de la grasa. Cuando bebemos agua, el estómago se llena haciéndonos perder un poco el apetito. El agua no contiene calorías, grasa, carbohidratos ni azúcar y es un gran reemplazo de las bebidas con alto contenido calórico.