Bariloche: 1.200 estudiantes tuvieron gastroenteritis en su viaje de egresados

Fuentes médicas señalan que muchos contagios se producen en los boliches y los baños de las habitaciones.
lunes, 16 de septiembre de 2019 · 08:17

En Bariloche ya suman 1.200 los egresados contagiados con un norovirus que les provocó nauseas, vómitos y diarrea en la mayoría de los casos. Alrededor del 15 de agosto comenzó este brote que todavía se mantiene. En esos 30 días han pasado por la localidad cordillerana unos 32 mil estudiantes en viaje de egresados.

Aunque los especialistas del hospital zonal Ramón Carrillo observaron entre el 4 y el 5 de septiembre una baja notable en los contagios, al punto que en esas 24 horas se registraron apenas 4 casos nuevos, en los días posteriores el brote hizo otro pico, le explicó a Clarín su director Leonardo Gil.

Desde el hospital se enviaron muestras al Instituto Malbrán bajo la fuerte sospecha de que se trataba de un norovirus, situación que fue confirmada en Buenos Aires. En el mundo se notifican unos 685 millones de casos de este tipo anualmente, informaron fuentes del centro de salud.

En las últimas dos semanas las empresas y los contingentes de estudiantes participaron de charlas ofrecidas por personal de salud donde les subrayaron a los chicos y sus responsables adultos la importancia de mantener estrictas medidas higiénicas y no tomar contacto con la materia fecal y los vómitos. En el vómito justamente es donde se concentra la mayor cantidad del norovirus, se indicó.

Según pudo averiguar este diario muchos de los contagios se han provocado en los boliches y en los baños de las habitaciones. 

Por lo general la agenda de los chicos, además de las excursiones, incluye una fiesta por cada noche que permanecen en la localidad en alguna de las tradicionales discos.

Entre abril y mayo pasado también en Chile unos 50 estudiantes de Santiago y Concepción debieron recibir cuidados por cuadros de gastrointestinales.

“La única manera de matar al virus es con higiene de manos, ventilación de ambientes y limpieza en hoteles, boliches y colectivos", indicó Gil en un comunicado.

El proceso de incubación es de 24 a 48 horas y los síntomas se prolongan por un tiempo similar, explicaron las autoridades del hospital en Bariloche. El tratamiento implica reposo y líquidos, pero los chicos no siempre están dispuestos a esperar.

Según pudo averiguar este diario, en las últimas horas nuevamente el brote está mostrando señales de estabilizarse. No obstante los números oficiales de los contagios se conocerán entre mañana y pasado, según trascendió.

El norovirus retrocede con las temperaturas más elevadas. Por lo que esperan una sustancial baja de los contagios en unos días.

Cada año llegan hasta Bariloche más de 100 mil estudiantes de todo el país, Chile y Uruguay para pasar su viaje de egresados. (clarin.com)