El Indec dará a conocer la pobreza de la primera mitad de 2019 y rondaría el 35%

Desde 2015, hay 4 millones más de pobres, según estimaciones privadas. La suba del dólar y la inflación que siguieron a las PASO harían aumentar más el índice hacia fin de año que sería del 37 por ciento.
domingo, 29 de septiembre de 2019 · 11:56

Los índices de pobreza que publicará mañana el Indec mostrarán un nuevo deterioro de las condiciones sociales como consecuencia de la caída del poder de compra de los salarios. De acuerdo con estimaciones privadas, el porcentaje de la población bajo la línea de pobreza rondará, hacia el primer semestre del año, el 35%.

Se trata del último indicador social que se dará a conocer antes de las elecciones generales del 27 de octubre. El jueves 19, el organismo estadístico reflejó un nuevo aumento del desempleo, que alcanzó hacia junio el 10,6%. Esto significó un incremento de un punto porcentual y 320.000 personas nuevas sin trabajo en los últimos doce meses.

 

Un fuerte salto de la pobreza desde fines de 2018 hasta la fecha

La pobreza dio un salto fuerte en la medición de finales de 2018. El indicador pasó de 27,3% al finalizar el 2017 a 32% promedio en todo el país. No se registraba un aumento tan pronunciado desde la crisis de 2002, según señalaron en ese momento los especialistas. Los economistas que miden la evolución de la pobreza -siempre de acuerdo con datos previos que publica Indec- creen que el índice de la primera mitad de 2019 estará en torno de 35%.

Esto se explicará, coinciden, en el hecho de que los ingresos volvieron a aumentar por debajo de la inflación durante la primera parte del año. Pero hay un dato decisivo por el cual creen que el índice que se publicará este lunes “quedó viejo”. La inestabilidad financiera y aceleración de la suba de precios tras las PASO impactó nuevamente en la capacidad de compra de los salarios, lo que empujará a más gente por debajo de la línea de pobreza. Esta situación no estará reflejada en el dato que difundirá Indec.

Los ingresos crecieron muy por debajo de la canasta básica total

“Claramente lo que influyó en esta nueva estimación es la evolución de los ingresos de las familias que crecieron muy por debajo del incremento en la canasta básica total con la que se mide la pobreza. El comportamiento de las principales tasas del mercado de trabajo (actividad, empleo y desempleo) no han contribuido de forma significativa al incremento de la tasa de pobreza”, explicó a Todo Noticias Martín González Rozada, econometrista y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

Según González Rozada, la indigencia también tuvo una suba en la primera mitad del año, por lo que terminaría cerca del 7,1%. El último dato oficial mostró que la cantidad de personas que no llegaba a cubrir la canasta alimentaria -ese es el criterio para medir la indigencia- representaba al 6% del total del país.

Los cambios de metodología para medir la pobreza que tuvieron lugar en los últimos años, más la intervención del Indec durante los gobiernos kirchneristas y la interrupción de la publicación del índice hacia el final de la administración de Cristina Kirchner, hicieron complejo el seguimiento de una cifra histórica única.

A pesar de eso, un estudio realizado por Schteingart junto a los economistas Guido Zack y Federico Favata trabajó en una reconstrucción de la serie histórica de pobreza desde 2010 hasta acá, a partir de datos oficiales. Una de las conclusiones a las que arribaron fue que cuando Mauricio Macri asumió la presidencia a fines de 2015, la pobreza era de 26,9%.

Con ese dato, el cálculo de incremento de la pobreza desde el inicio del mandato de Cambiemos -si se confirmaran las estimaciones privadas- sería de poco más de ocho puntos. Según Schteingart, representaría unas 4 millones de personas más bajo la línea de pobreza.

 La pobreza tras la crisis pos-PASO

La aceleración de la inflación que tuvo lugar desde la segunda mitad de agosto por la nueva crisis cambiaria no quedará reflejada en el índice de este lunes. El dato del segundo semestre de 2019 recién se dará a conocer en marzo del año próximo. Los analistas, de todas formas, ya proyectan una nueva suba de la pobreza.

“El dato de este lunes ya nace medio viejo por la nueva devaluación. No podemos saberlo aún pero puede subir 2 o 3 puntos tranquilamente. Experiencias previas con una devaluación de 25% de un saque como en el 2014 marcaron una suba del índice de unos 4 puntos aproximadamente. Hay que ver si se da un patrón similar o no”, afirmó Schteingart. 

“Hacia el futuro, espero que la incidencia de la pobreza se encuentre entre 36 y 37% para el segundo semestre de 2019. En este resultado, va a influir el incremento en la canasta básica producto de una inflación creciente, por lo menos entre agosto y octubre, que será compensado en parte por los aumentos salariales (incluyendo bonos a trabajadores del sector privado) que el gobierno está otorgando”, dijo González Rozada.

Fuente: Todo Noticias 

Otras Noticias