Apareció un mosquito gigante en Córdoba y generó revuelo

Un usuario de Twitter mostró el mosquito gigante que mataron con su madre con un insecticida y la imagen se viralizó rápidamente, generando comentarios de todo tipo.
jueves, 23 de enero de 2020 · 09:07

"Entró pisteando como un campeón, mi vieja entró en pánico y lo re falopeó con el Raid (sic)", contó Ezequiel Lobo al compartir la foto del mosquito gigante muerto al lado de otro "normal" para permitir la correcta comparación. "No encontré nada parecido en internet. O es una nueva evolución tipo Chernobyl o estoy en Jumanji y recién me entero", comentó el usuario en referencia a la película de acción donde los animales toman dimensiones aterradoras.

Según surgió de una investigación en Santa Fe, donde aparecieron mosquitos de similar envergadura, este tipo de mosquito es muy común en América del Norte, en las zonas de clima más tropical. Además siempre aparecen luego de fenómenos cómo los huracanes.

En Santa Fe comenzó a hablarse de esta especie entre 2016 y 2017, después de la serie de inundaciones que se produjeron en la región central y en donde estos animales, conocidos con el nombre de Gallinippers (monstruo), se convirtieron en una plaga, sobre todo en zonas rurales. La acumulación de agua, como dijimos, es un ambiente propicio para su desarrollo al igual que en verano.

Esta especie sobresale a las demás ya que su tamaño es cuatro veces el tamaño de un mosquito normal. Su nombre científico es Psorophora ciliata, pero suelen llamarlos gallinippers. Las larvas son también grandes y muy agresivas, y es por eso que puede notarse una disminución de otras especies durante la proliferación de este gigante, ayudando a combatir enfermedades como el dengue o el zika, transmitidos por ejemplares más pequeños.

Los huevos de esta especie, que la hembra pone por millones, pueden permanecer latentes durante meses y hasta años en espera de una inundación. Cuando las hembras se aparean, salen en busca de sangre, sobre todo de animales, como reses, pero también de seres humanos. Su picadura es muy dolorosa, capaz de atravesar gruesas vestimentas y su alto nivel de agresividad hace que nos persigan incansablemente. Este mosquito es bastante resistente a insecticidas y las áreas rurales son imposible de cubrir por su gran extensión, proliferando libremente.