Le sacan el rango de dirección a Lucha contra el Narcotráfico

Volverá a ser una área como lo era en el 2012. El objetivo es fortalecer los trabajos en conjunto y unificar la información. Así, las pesquisas más importantes tendrán un mismo jefe: José Vega. Esta semana será clave para el traspaso. Los cambios trajeron una fuerte interna.
lunes, 3 de febrero de 2020 · 10:33

La idea se venía barajando desde el año pasado y, finalmente, se hará efectiva en este mes: la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico pasará a la órbita de Investigaciones como lo era antes de su creación, a fines del 2012, durante el gobierno de Francisco Pérez.

El objetivo, comentaron fuentes policiales y del Ministerio de Seguridad a El Sol, es que se formalice en las próximas semanas –antes de marzo–, porque “se vienen cambios importantes y reestructuraciones” en diversas jefaturas en la provincia.

El titular de la Policía, Roberto Munives, ya le notificó a las partes y a su círculo íntimo que la decisión está tomada y que el objetivo principal es unificar la información que manejan cada una de las áreas para fortalecer las investigaciones de narcotráfico y asesinatos, agregaron las fuentes.

Hasta ayer no había ninguna resolución formal sobre la “fusión”, pero el miércoles, el actual jefe de Lucha contra el Narcotráfico, comisario Marcelo Rivera, mantendrá un encuentro informativo con José Vega, director de Investigaciones, a fin de terminar de acordar cómo será el traspaso.

Lo que está claro es que se mantendrán los jefes (seguirá Rivera), de acuerdo con altas fuentes consultadas, y que redactarán una resolución ministerial que permitirá destrabar la situación.

Lucha contra el Narcotráfico o Policía contra el Narcotráfico (PCN) se creó a través decreto del gobernador Pérez –el 2.424 del 31 de diciembre del 2012– para “planificar, dirigir, coordinar y supervisar las operaciones policiales de prevención, investigación y control de los delitos de drogas”, y existía la duda sobre si Rodolfo Suarez debía derogarlo para avanzar en el plan de reestructuración.

Sin embargo, trascendió que esto no será necesario y que bastará con una resolución del ministro de Seguridad, Raúl Levrino, o el director de la Policía, para afianzar el cambio. 

Esto, porque hace un par de años ya le habían bajado la jerarquía de Dirección General a Dirección. Y es posible que, próximamente, sea una especie de división, como lo era en el 2012 y se denominaba Narcocriminalidad.

Lo cierto es que el –por ahora– proyecto generó diversas reacciones entre las dos áreas más sensibles para la investigación criminal en la provincia, como lo son Investigaciones y Lucha contra el Narcotráfico.

Están los policías que sostienen que se retrocede un paso al quitarle el poder de independencia investigativa a los trabajos contra la narcocriminalidad, y los que afirman que, con el trabajo en conjunto, se profundizarán las pesquisas para tener mejores resultados en el esclarecimiento de los casos, por el entrecruzamiento de datos que esto conlleva.

El objetivo de la actual gestión es que Vega sea el hombre fuerte de las investigaciones provinciales y tenga la decisión final sobre las pesquisas que desarrolla la policía, más aún para continuar profundizando la comunicación con la Justicia local y la federal.

Vega, en los últimos cuatro años –desde el inicio de la gestión de Alfredo Cornejo– se transformó en el nexo principal entre la policía y los fiscales provinciales y esperan, contaron desde la cartera de calle Salta, que también lo sea con la Justicia federal, encargada de liderar las causas de narcotráfico.

El nacimiento y la interna

Para sostener la raíz de los cambios y dar un ejemplo, según pudo averiguar este diario, el año pasado el jefe de la Delegación local de la Policía Federal, Fabricio Britos, se reunió con fiscales de Homicidios del Gran Mendoza en su despacho de calle Perú.

Los pesquisas federales observaron que la mayoría de los asesinatos perpetrados en esa jurisdicción estaban directamente relacionados a la comercialización de drogas.

La respuesta del Ministerio Público fue afirmativa: coincidieron y aportaron su visión sobre el tema, detallando en parte que no contaban con datos certeros sobre los principales cabecillas narco para avanzar en las instrucciones y resolver crímenes relacionados con la venta de drogas.

Al mismo tiempo, los sabuesos policiales de Homicidios trasladaban a su jefe –Vega– su preocupación por la falta de comunicación con sus pares que trabajan en la PCN para conocer más en detalle sobre los narcos que operan en las zonas más calientes de la zona metropolitana.

Prácticamente, cuestionaban a sus colegas porque le esquivaban a compartir datos que ayudaran a resolver las causas sobre los asesinatos. “Allí está la base de la crítica, que es más de las jefaturas para abajo. Hay mucho celo y se pierde la independencia”, remarcó un efectivo que trabaja los casos de narcocriminalidad.

Marcelo Rivera, actual jefe policial de la PCN.

Debido a esto, desde hace varias semanas efectivos de la PCN y de Investigaciones se vienen cruzando fuerte por la decisión del nuevo comando, principalmente, con la viralización de mensajes de WhatsApp cuestionando el accionar de algunos policías.

Más allá de esto, en Investigaciones esperan que el trabajo final dé los resultados esperados. Es por esto que desde esa Dirección sostienen que la idea es mantener el personal y potenciar el área, pero con la visión de entrecruzar datos, algo clave para las pesquisas de hoy en día.

Así las cosas, después de meses de planeamiento, se espera que en los próximos días la cúpula del Ministerio de Seguridad informe oficialmente sobre el alcance de los cambios en materia de combate contra la comercialización de drogas.

Valorar noticia