¿Por qué ahora es el momento ideal para cancelar el saldo de tus tarjetas de crédito?

Cuando las urgencias nos obligan a usar el comodín del pago mínimo, qué tener en cuenta para que la deuda no se te vaya de las manos.
jueves, 6 de febrero de 2020 · 08:02

Todos tenemos el deseo de vivir sin necesidad de un crédito, pero las épocas de incertidumbre económica hacen que sea difícil de concretar en la práctica.

Los cambios en la economía durante 2019 "empujaron" a los consumidores a financiar compras con tarjeta de crédito, especialmente hacia fin de mes, para cubrir gastos de la vida cotidiana, con el objetivo de postergar el pago a futuro consolidado en el resumen de cuenta.

Si bien este recurso es una herramienta a mano ante imprevistos, se ha vuelto moneda corriente entre los argentinos para afrontar la situación económica. Sin embargo, mantener este hábito de forma constante, es un arma de doble filo a la hora de abonar lo adeudado, especialmente si a los consumos en un pago se les suma la financiación de compras más grandes en cuotas.

Tasas bajas para pocos clientes

Hoy, ya despejada la elección del 2019, el crédito es más accesible y la tasa de interés ha bajado sustancialmente, aunque los bancos sólo la otorgan a pocos clientes y en su mayoría se lo ofrecen a las altas tasas de siempre.

Por otro lado, es poco probable que un banco te otorgue un crédito para cubrir el salto total de la tarjeta de crédito ya que para eso cuenta con herramientas de refinanciación con tasas aún mas elevadas, por lo que recurrir al pago mínimo puede ser un error que podría costarte muy caro. Tan caro como vivir endeudado.

En qué consiste el pago mínimo

Es la oportunidad que brindan las entidades financieras de realizar un pago parcial ante la imposibilidad de abonar la deuda en su totalidad.

La opción de pagar el mínimo de las tarjetas de crédito puede convertirse en una respuesta válida cuando surgen gastos inesperados y no recurrentes, pero si el uso de las mismas se transforma en una práctica habitual, puede generar una alta dependencia financiera con las entidades bancarias.

El monto mínimo, que en general corresponde alrededor del 5% de la deuda, está compuesto por intereses, comisiones e impuestos; y no por pagos que reduzcan el capital inicial que se está financiando. Es por eso que abonando el pago mínimo cada 30 días, el monto de la deuda original , es decir, el de tus compras iniciales, nunca se reducirá.

Reemplazar el saldo adeudado por un crédito personal con mejor tasa

Siempre fue más costoso obtener financiación con tarjeta de crédito que con préstamos personales, ya que por ser un "crédito fácil", los bancos cobran tasas de interés más altas. Y no sólo eso, las opciones de refinanciación por deudas ya contraídas, son abismalmente superiores a plazos mucho menores.

Sin embargo, la baja de las tasas de interés permite que este sea un buen momento para reemplazar la deuda generada con tarjetas por un crédito con una tasa más conveniente.

Según datos relevados por Afluenta, la fintech líder de la región que superó los 20.000 créditos otorgados por más de 1.000 millones, el 33% de los solicitantes de crédito tiene como objetivo organizar sus finanzas. Desde 2019 el destino "consolidación de deuda y refinanciación de tarjetas" se convirtió en el principal motivo por el que las personas solicitan un crédito. (Fuente: Iprofesional.com)

Valorar noticia

Otras Noticias