En 14 días de cuarentena obligatoria, hubo 12 femicidios

El encierro obligatorio profundizó las situaciones de violencia e impidió a las mujeres denunciar a sus agresores.
viernes, 3 de abril de 2020 · 09:51

Las condiciones de encierro profundizan las situaciones de violencia. Los nervios, la frustración por no salir, suele descargarse en las personas más vulnerables, que son las mujeres, niños, niñas y adolescentes. Se están viviendo escenas de todo tipo de violencia desde que comenzó la cuarentena obligatoria, incluso la más extrema: en estos 14 días hubo 12 femicidios en el país. Bajaron los asaltos, los robos, los choques, los secuestros, pero a las mujeres las matan igual, con la misma frecuencia. Un femicidio cada 28 horas. 

El Observatorio de Femicidios “Adriana Marisel Zambrano” de la Asociación Civil La Casa del Encuentro relevó 12 femicidios entre el 20 de marzo a 2 de abril en el informe “14 días de aislamiento obligatorio”. La mayor tenía 53 años, la más pequeña, dos meses.

Tres murieron golpeadas, tres apuñaladas, otras tres Incineradas, una fue baleada, otra ahorcada y otra estrangulada. Cinco de ellas fueron asesinadas en sus propias casas, tres en la vivienda que compartían con su asesino, dos en la calle, una fue encontrada en un acantilado y otra en un descampado. La mitad de los femicidios fue en la provincia de Buenos Aires, dos en Misiones, tres en Santa Fe y uno en Tucumán. 

Entre las doce mujeres asesinadas había madres, que en total tenían 18 hijos e hijas. Son las víctimas colaterales. Dos de ellas ya habían denunciado a su asesino. Otra fue abusada sexualmente antes de ser asesinada. Uno de los doce femicidas se suicidó después del hecho.

Aquí, las historias de las doce mujeres asesinadas:

Susana. El 21 de marzo. Susana Melo, de 51 años, fue encontrada muerta en un camino vecinal de Ingeniero White, Bahía Blanca, provincia de Buenos Aires. Había sido asesinada a golpes. La Policía detuvo a su ex pareja, Raúl Gregorio Costa, de 49 años. Susana ya lo había denunciado varias veces por violencia.

Lorena. El 21 de marzo. Lorena Fabiola Barreto, de 32 años, murió apuñalada en su propia casa del Barrio Itatí, de Puerto Libertad, Misiones. La apuñalaron en su vivienda, fue trasladada al hospital, adonde llegó sin signos vitales. Fue detenida su pareja, Roberto Rivero Medina, de 74 años. Lorena tenía un hijo de 16 años.

Verónica. El 24 de marzo, Verónica Soule, de 31 años, fue encontrada en su casa de Santa Fe con el 80 % de su cuerpo quemado. Fue internada pero a la semana murió en el hospital. Su esposo dice que Verónica se autolesiono. La familia de ella asegura que él es un violento, que le pegaba constantemente y que ella no lo había denunciado por temor. Verónica era madre de una nena de 8 años y un varón de 11. Se aguarda el resultado de la autopsia. Continúa la investigación.

Anacarla. El 26 de marzo. Anacarla, de dos meses, fue baleada en su casa de Puerto Iguazú, Misiones. Horas después la beba murió en el hospital. El culpable del ataque, quien fue detenido, sería su padre, Mario Antonio Da Silva. de 40 años. En la vivienda que compartían el detenido había discutido con su pareja y madre de la beba, Natalia P., de 19 años, a quien también amenazó con un arma calibre 22 de aire comprimido. Natalia declaró que él  mató a la beba. 

Claudia. El 28 de marzo. el cuerpo de Claudia Repetto, de 53 años, fue encontrado en unos acantilados en Mar del Plata, provincia de Buenos Aires. Había sido asesinada a golpes. Y estaba desaparecida desde el 1 de marzo. Su ex pareja, Ricardo Rodríguez, de 54 años, confesó el femicidio. A Rodríguez, que estaba prófugo, lo encontraron amigos de los hijos de Claudia. El asesino estaba andando en bicicleta por la ciudad. Claudia tenía dos hijos.  

Solange. El 28 de marzo, Solange, de 2 años, murió ahorcada en Lules, Tucumán. El culpable, quien se suicidó, fue su padre, Leonardo Almirón, de 21 años. Había ido a la casa donde vivía su ex pareja, Estefanía Arias, de 21 años. Según contó la mujer a la Policía, el hombre se llevó a la hija de ambos, Solange, tras una discusión en la que le dijo que la iba a matar. Tras la denuncia, la policía comenzó a buscar a Almirón en diferentes lugares de Lules. hasta que fueron encontrados colgados de un árbol en una finca de citrus ubicada en Las Tipas.

Cristina y Ada. El 28 de marzo. Cristina Iglesias, de 40 años, fue apuñalada junto a su hija, Ada Iglesias, de 7 años, en Monte Chingolo, Lanús, provincia de Buenos Aires. Estaban desaparecidas desde el 25 de marzo y el 28 fueron encontradas sepultadas en el fondo de su vivienda. Abel Romero, de 25 años y novio de Cristina, fue detenido en Rafael Calzada como principal sospechoso de los femicidios luego que la policía quiso identificarlo mientras caminaba por la calle e incumplía la cuarentena. 

Florencia. El 31 de marzo, María Florencia Santa Cruz, de 39 años, fue estrangulada en  Tigre, provincia de Buenos Aires. También fue abusada sexualmente. La encontraron muerta y semidesnuda “en un tapial ubicado en el cruce del Acceso Tigre y la calle Benito Lynch, cuando personal de la comisaría 1era.de Tigre a bordo de un patrullero pasó por el lugar y vio a una mujer colgada de un alambre con una campera alrededor de su cuello, con las rodillas en tierra”. Detuvieron a un conocido de Florencia, Santiago Ezequiel Hernández, de 32 años. Continúa la investigación.

Yoana. El 31 de marzo, Yoana Daniela Romero, de 30 años, murió por una infección en Rosario, Santa Fe. Yoana murió como consecuencia de un cuadro de infección generalizada, aunque la Fiscalía de San Lorenzo investiga un femicidio. Según la familia, Yoana le dijo a la madre que había sido atacada por su pareja, Fabián G., de 44 años. Al caso lo lleva el fiscal Maximiliano Nicosia Herrero de San Lorenzo, ya que Johana, madre de dos nenas de 5 y 7 años, vivía en Capitán Bermúdez, en el mismo pasillo que su pareja. Él fue detenido, y está  alojado en la Comisaría de Baigorria. Continúa la investigación.

Romina. El 1 de abril. Romina Esther Leiva, de 39 años, murió internada en un hospital de Santa Fe. Tenía el 80% del cuerpo quemado, 20 días antes su hijo la había incinerado. Miguel Ángel Beresvilj, de 25 años, fue detenido. “En un domicilio particular de Bella Italia, Beresvilj irrumpió el 11 de marzo con un bidón de nafta, prendió fuego un auto y luego quemó a su propia madre. Tras el ataque, se dio a la fuga en una moto y horas después fue atrapado. La policía de investigaciones secuestró de la vivienda donde ocurrió el ataque dos bidones de nafta de 5 litros. Continúa la investigación. Además del detenido, Romina tenía otros cuatro hijos: mellizos de 9 años y mellizos de 13 años. 

Romina. El 2 de abril. Romina Fernanda Videla, de 37 años, murió en La Plata, provincia de Buenos Aires. Había sido incinerada siete días antes. El ataque ocurrió el 27 de marzo en una vivienda de Melchor Romero, que Romina compartía con su pareja, Héctor Carrizo, de 60 años y jubilado del Servicio Penitenciario Bonaerense. Romina ya había denunciado a Carrizo reiteradas veces. Romina tenía siete hijas. 

Valorar noticia