En plena cuarentena, realizaron un casamiento con más de cien invitados en el barrio de Once

El festejo se llevó a cabo el miércoles pasado.
lunes, 25 de mayo de 2020 · 18:00

En las imágenes hay hombres, mujeres y niños vestidos de gala. Hay música de fondo, mesas con manteles blancos y negros, flores y paredes empapeladas: lo que se ve sucede en una fiesta de casamiento. El video sigue. De espaldas, dos novios miran a un rabino. A los costados, en hilera, varios familiares presencian el cierre de la boda, que culmina con el novio pisando una copa de cristal. Después, hay aplausos e inmediatamente se sube el volumen de la música. El único que lleva puesto un barbijo es el fotógrafo.

El episodio -según confirmó la Agencia Judía de noticias (AJN)- sucedió el miércoles 20 de mayo en el SUM de un edificio ubicado en Avenida Pueyrredón 954, en el barrio de Once. A la fiesta asistieron más de 100 personas. Según pudo saber este medio, el novio es el hijo de David Basul: un rabino de la comunidad judía ortodoxa. A la celebración solo asistieron los miembros de las familias de los novios, todas familias muy numerosas, según señalaron radio Jai.

Infobae se comunicó con Eliahu Hamra, presidente de la Federación de Comunidades Israelitas Argentinas, quien se manifestó en contra de lo sucedido. “Les informo que la comunidad judía ortodoxa en Argentina repudia esta acción llevada a cabo por particulares en lugares privados que no han cumplido con el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Desde la comunidad judía ortodoxa en Argentina mantenemos la premisa de seguir con total responsabilidad las medidas e instrucciones de las autoridades sanitarias”, escribió en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, Rabino Yosef Feigelstock escribió una carta que dirigió a toda la comunidad donde expresó que esto “va en contra de los mandamientos de la Torah” y aclaró que está prohibido participar de casamientos, minianim o reuniones.

De acuerdo con Feigelstock, en la comunidad en la que se llevó a cabo el casamiento hay enfermos, y también hay quien ya descansa en el Bet Hajaim por esta enfermedad. "Si una persona ya estuvo en una de esas actividades, debe quedar aislado de nuestra comunidad por lo mínimo por 35 días (con 14 días no alcanza) y debe cumplir la cuarentena en su casa”, les pidió a sus feligreses.

Fuente: Infobae