Rompieron la cuarentena para celebrar una boda judía: hay 8 detenidos

La justicia porteña investiga otro casamiento. La fiesta se hizo el domingo en Pueyrredón y Córdoba, con más de 100 personas.
martes, 26 de mayo de 2020 · 09:42

 

A partir de denuncias de los vecinos, la Policía de la Ciudad irrumpió la tarde del lunes en un casamiento de la comunidad judía que se desarrollaba en un departamento del barrio porteño de Almagro.

Según informaron fuentes de la Policía, durante la mañana ya se les había advertido a los residentes del lugar que la ceremonia violaba el decreto presidencial del aislamiento obligatorio, por lo que no podría realizarse.

Pese a la advertencia, el casamiento se realizó y terminó con la detención de 8 personas, entre ellos la novia y el novio, sus padres, el rabino que los casó y los dueños del lugar, que fueron imputados por violar los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Un vecino manifestó su enojo ante los medios que cubrían la noticia, y justificó el festejo asegurando que para “nuestra religión es una obligación casarse”. Además, comentó que los novios tenían todo planeado para el 21 de marzo, y debieron suspenderlo varias veces. Lo que les ocasionó grandes pérdidas de dinero.

Sin embargo, el presidente de la Federación de Comunidades Israelitas Argentinas repudió el hecho.

"En virtud de los hechos de público conocimiento, les informo que la comunidad judía ortodoxa en la Argentina repudia esta acción llevada a cabo por particulares en lugares privados que no han cumplido con el aislamiento social, preventivo y obligatorio", aseguró Eliahu Hamra .

Las autoridades del Gobierno de la Ciudad aseguraron que ningún ritual religioso está eximido de respetar el aislamiento. “Les pedimos que denuncien este tipo de convocatorias para que podamos intervenir o anticiparnos”, sostuvo el Fiscal General Juan Bautista Mahiques.

Boda multitudinaria

Sin embargo, esta no fue la única celebración que involucra a la comunidad. El Fiscal Mahiques confirmó que se abrió otra investigación sobre una boda multitudinaria, que se habría realizado la semana pasada, con dos días de festejos: el miércoles la ceremonia religiosa y el domingo la fiesta, con más de 100 invitados.

“El fiscal Maximiliano Vence está a cargo de la causa, y por el momento, se está haciendo un análisis de las redes sociales”, expresó. Y, además, comentó que las celebraciones se habrían realizado en un edificio de la calle Pueyrredón al 900.

Según trascendió, el casamiento fue organizado por un rabino de comunidad sefaradí Shuba Israel. Esta comunidad ya había sido noticia por el fallecimiento por coronavirus del rabino Yabra y de su padre, mientras que su madre está internada y varios miembros de la familia estarían contagiados.

El día miércoles tuvo lugar la ceremonia religiosa, mientras que el gran festejo, con una reunión multitudinaria, se realizó el domingo. En los videos difundidos a través de las redes sociales, se puede ver a la gente sentada en mesas sin distancia ni barbijo.

La difusión del hecho causó revuelo dentro de la comunidad, y diferentes referentes se manifestaron al respecto. "Recibí información de que hay miembros de nuestra comunidad que participaron de un casamiento con muchos invitados sin guardar la distancia social y sin barbijos ni máscaras de protección. Por eso dejo en claro que está prohibido participar en esos casamientos o reuniones, y si una persona ya estuvo en una de esas actividades debe quedar aislado de nuestra comunidad por lo mínimo por 35 días (con 14 días no alcanza) y debe cumplir la cuarentena en su casa”, expresó el rabino Yosef Feigelstock, a través de una carta publicada en el sitio Mashala Digital.

Por su parte, el rabino Tzvi Grunblatt, director de Jabad Lubavitch en Argentina, mostró preocupación por lo sucedido, y aseguró que “todos los rabinos están horrorizados y los líderes van a tomar riendas en el asunto. Hay una unánime censura a estos hechos”.

De confirmarse la realización de estos eventos, a los involucrados se les imputaría los artículos 205 y 239 del Código Penal, por violación al decreto presidencial y desobediencia. “Como persona entiendo la necesidad de cada uno, pero como funcionario público no puedo dejar pasar estas cosas, y menos en este contexto donde todos estamos siendo respetuosos del decreto presidencial", explicó Mahiques. "Están poniendo en peligro a la salud pública”, concluyó.

Galería de fotos