Empresas, en alerta por nuevas restricciones para acceder a divisas: así reforzó el cepo al dólar el Banco Central

La autoridad monetaria estableció una serie de medidas para quitarle la tensión al mercado, en un contexto en el que el BCRA pierde reservas.
viernes, 29 de mayo de 2020 · 10:04

El directorio del BCRA dispuso que las empresas que cuenten con activos líquidos originados en la formación de activos externos deberán disponer primeramente de esos recursos para el pago de obligaciones con el exterior.

Además, se extiende a 90 días previos y 90 días posteriores la restricción para realizar operaciones de compra venta de títulos públicos en moneda local con liquidación en divisas para las empresas que requieran acceder al mercado oficial de cambio.

Adicionalmente, el directorio del Banco Central dispuso otras medidas para el acceso de las empresas al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) "con el propósito de ordenar el pago de obligaciones por la importación de bienes". 

Entre las medidas, se estableció que las empresas deberán solicitar autorización previa al BCRA para acceder al mercado de cambios para el pago de obligaciones comerciales con el exterior si redujeron el monto vigente al 1 de enero de 2020.

"El Gobierno se encuentra realizando importantes esfuerzos de asistencia a empresas afectadas por la crisis generada por el COVID 19, a través de diversos instrumentos como el Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), la línea de crédito MiPyMEs con tasa subsidiada de 24% y la línea de créditos a tasa 0% para monotributistas y autónomos", señalaron desde el BCRA.

Según explican, el propósito del BCRA es "garantizar que estas medidas estimulen el trabajo y producción local y evitar su abuso en la cancelación de obligaciones con el exterior".

Para certificar las obligaciones dispuestas se requerirá la presentación de una Declaración Jurada la cual será verificada mediante el cruzamiento de las bases de SEPAIMPO (Sistema de Seguimiento de Pagos de Bienes) y RIOC (Régimen Informativo de Operaciones de Cambio), en caso de falsedad se bloquerá el acceso al mercado de cambios y se iniciarán las acciones penales cambiarias correspondientes.

¿Por qué llegan más restricciones al dólar?
La relativa calma del mercado cambiario sale cada vez más cara y exige mayor esfuerzo intervencionista. Tanto que, con la vigencia del estricto cepo que permite comprar sólo 200 dólares por persona al mes, y pese a las nuevas trabas para dificultar las operatorias de quienes quieren adquirir divisas, la demanda de dólares a precio oficial no para.

Por el contrario, continúa aumentando de manera exponencial. Prueba de esto es la gran cantidad de dólares de las reservas que el Banco Central ha tenido que vender en los últimos meses para contener la cotización oficial. Haciendo esto, ha logrado que el billete se ubique en $70,60.

Pero no le ha salido gratis: sólo en los dos días hábiles de esta semana -el lunes fue feriado- ya tuvo que soltar al mercado 160 millones de dólares de sus arcas, que ya bajaron al nivel de u$s42.510 millones, es decir, 1.065 millones de dólares menos que cuando comenzó el mes. Y se ubican así en su nivel más bajo desde enero de 2017.

La pérdida de reservas se explica, básicamente, por la decisión del Banco Central de no permitir la depreciación del peso. Así, para sostener el dólar oficial en torno a los $70 (a los que hay que sumarles el 30% si se quiere comprar los 200 dólares mensuales) la autoridad monetaria viene siendo el principal vendedor de divisas: algunos días vende 50 millones, otros 70 millones y otros incluso 100 millones de dólares.

Y esto ocurre a pesar de que, en teoría, esta es la época del año de mayor alivio cambiario, porque es cuando se produce la mayor oferta estacional de dólares provenientes de la exportación agrícola.

Todos los dólares vendidos salen de las reservas, por eso el volumen viene cayendo en los últimos meses. Y la preocupación de esta sangría empieza a ser el tema de conversación en la City: la disyuntiva para el Central es convalidar un mayor ritmo devaluatorio o pensar en nuevas restricciones. Es por eso que hasta se pone en duda que el "amarrete" monto de 200 dólares mensuales que habilita el cepo tenga la continuidad asegurada.

A fin de cuentas, por esa pequeña ventana legal se escaparon en abril 248 millones de dólares, sumando la demanda de billetes más la compra de bienes y servicios dolarizados. Es una cifra que en otras circunstancias habría parecido insignificante, pero que en el actual contexto de restricciones llama la atención. No sólo va en crecimiento, sino que además coincide con el "goteo" de depósitos bancarios en dólares. 

Muchos creen que desde el lado del Gobierno empiezan a ver este margen legal de compra de divisas como un factor de peligro y consideran que, dados los antecedentes del "cepo total" que rigió durante la gestión de Cristina Kirchner, no hay que descartar la aplicación de una medida drástica en ese sentido.

El ruido de fondo, una vez más, es la convicción del mercado en el sentido de que, tarde o temprano, deberá acelerarse el ritmo devaluatorio. (Fuente: Iprofesional.com)