Multitudinario abrazo simbólico a la empresa Vicentin en Avellaneda

"Cuidemos lo nuestro", fue la consigna de la marcha en las calles de la localidad santafesina, en rechazo a la decisión del gobierno nacional de intervenir y expropiar la cerealera.
miércoles, 10 de junio de 2020 · 09:41

 

Numerosos vecinos de la ciudad santafesina de Avellaneda se manifestaron hoy en protesta por la decisión del gobierno nacional de intervenir y expropiar la cerealera Vicentín.

Luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara la resolución con respecto a la empresa, que el pasado 11 de febrero pidió la apertura del concurso de acreedores, en las redes sociales comenzó a funcionar una convocatoria a manifestarse frente a las oficinas centrales de Vicentín, ubicadas en Avellaneda, población lindera con Reconquista.

Incluso el intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin convocó a la ciudadanía a unirse al reclamo a través de sus redes sociales, bajo el lema "Cuidemos lo nuestro".

Finalmente, a las 18, gran cantidad de vecinos se reunieron en calle 14 y San Martín con una gran bandera argentina para realizar un abrazo simbólico a la empresa. También numerosos autos que pasaban por el lugar hicieron sonar sus bocinas para adherir a la protesta.

Incluso el intendente Scarpin se dirigió a la multitud con un discurso en el que pidió que interceda el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, en un intento para que el gobierno desista de realizar la expropiación. "Vicentín es una empresa familiar, están robando el sacrificio y el esfuerzo de una parte de Avellaneda", graficó el mandatario comunal.

 

En esas mismas oficinas de Vicentín estuvo horas antes el designado subinterventor de Vicentín, Luciano Zarich, pero no habrían podido ingresar a las oficinas, ya que sus empleados habían dejado las instalaciones y el inmueble estaba cerrado.

La visita de Zarich, quien secundará a Gabriel Delgado en la intervención, se produjo después de que notificara la designación de las nuevas autoridades dispuestas por el gobierno nacional en la empresa agroexportadora ante el juez Fabián Lorenzini, que tramita el concurso preventivo de la compañía.

 

El Grupo Vicentín, con plantas en varias ciudades santafesinas y más de 90 años de operaciones, entró en cesación de pagos en diciembre pasado y el 11 de febrero de este año solicitó la apertura de su propio concurso de acreedores, por una deuda que asciende a los 1.350 millones de dólares, entre pasivos financieros y con proveedores y clientes.