Ejecutivo de Techint advierte por "consecuencias dramáticas" si se extiende la cuarentena

El director Institucional y Corporativo del Grupo dio detalles de la situación crítica que está atravesando la industria producto de la cuarentena.
martes, 16 de junio de 2020 · 15:55

 

Luis Betnaza, director Institucional y Corporativo del Grupo Techint, una de las empresas más grandes del país, realizó una dura advertencia sobre las "consecuencias dramáticas" que podrían implicar para la industria una extensión indefinida de la cuarentena. "En la planta de Campana estamos produciendo cero y en la de San Nicolás, a media máquina", reveló el ejecutivo.

Según los datos del Indec (Instituto Nacional de Estadística y Censos) debido a la extensión de la cuarentena en Argentina, el 58% de la industria estuvo parada en abril. Esa cifra es más alta que las que se registraron en el peor momento de la crisis del 2002, y los empresarios advierten de las secuelas que podrá dejar.

Según consigna el diario Infobae, Betnaza confirmó estos datos y dio detalles de la crisis que atraviesa Techint. "En la localidad de Campana, con Siderca –la planta madre de Tenaris, líder mundial en la producción de tubos para petróleo– estamos produciendo cero, y en la planta de Ternium, en San Nicolás, estamos a media máquina”.

En ese sentido, añadió: "No es hoy un debate si vamos a invertir en mayor capacidad, sino tratar de cubrir lo que tenemos en capacidad ociosa".

En declaraciones a Radio Mitre, uno de los ejecutivos más importantes del Grupo dijo que de parte de la compañía "existe toda la vocación" para salir lo antes posible de la crisis y en "las mejores condiciones". Esa salida será, al menos en una primera etapa, a través de exportaciones, por lo que reclamó al Gobierno que se otorguen algunas facilidades para invertir y poder exportar.

“La Argentina hoy no es un país exportador. Creo que tenemos que tener un apoyo concreto para la post-pandemia, porque ahí sí vamos a necesitar una tarea conjunta con el Estado. El grado de quiebras y otras situaciones van a ser de tal magnitud que vamos a necesitar una tarea conjunta Estado-Privado para salir adelante”, enfatizó.

Por otra parte, el ejecutivo se refirió a la intervención del grupo agroexportador Vicentin, recordando su experiencia en la expropiación de Sidor en Venezuela por parte del estado chavista: “Nos dejó huellas productivas muy complejas que tuvimos que resolver con muchos años de trabajo”.

En cuanto a los fundamentos del oficialismo para avanzar sobre Vicentin y el "relato" de la soberanía alimentaria, Betnaza fue contundente. “Todo lo que vemos es un distractor, que no va en la dirección lógica. No creo que un país que puede alimentar 400 millones de almas en el mundo, esté en un problema de soberanía agroalimentaria”.