Coronavirus en Argentina: falta información y preocupa la ocupación de camas de terapia intensiva

Hay indicadores importantes que no se informan. Las dificultades para hacer un seguimiento y evolución de la pandemia con datos cerrados, incompletos o inexistentes.
miércoles, 17 de junio de 2020 · 11:08

Una pandemia mundial como la que estamos viviendo, que se extiende en el tiempo y compromete seriamente el desenvolvimiento de la sociedad y la economía, requiere datos abiertos, completos, actualizados, con una precisa distribución geográfica y que incluyan la situación de cada distrito y/o partido. Idealmente, esa información debería estar centralizada en un único sitio oficial, con criterios comunes de carga por parte de las distintas jurisdicciones. Pero entre lo ideal y lo real, existe una brecha de distancia.

Hay información básica -como la cantidad de camas de internación y de terapia intensiva disponibles, porcentaje de ocupación y respiradores-, que no se informan en los partes diarios ni están disponibles en línea. Sin, embargo, sí es información que manejan las carteras sanitarias de Nación, de la Ciudad de Buenos Aires y bonaerense, y que se brinda ante un pedido puntual del periodismo. Pero la inexistencia de estos recursos on line impide la correcta valoración de las fortalezas y debilidades que tiene nuestro sistema sanitario.

Hay que reconocer que hubo avances en la cantidad y calidad de datos epidemiológicos que se comunican diariamente, en relación a los que se brindaban al comienzo de la pandemia, aunque la mayoría de los datos diarios continúan entregándose en formato cerrado. Así, los partes de prensa al público se informan como un archivo en PDF. Algunos indicadores puntuales, como el número de pacientes en terapia intensiva, sólo se informan en las conferencias de prensa de los funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación, que luego se suben al canal de YouTube.

La disponibilidad total de camas a nivel nacional del sector público y privado - 146.811-, y la cantidad de las que son de terapia intensiva -11.517-, de las cuales hasta ayer 5.096 estaban ocupadas (el 44%), es una información que debería ser informada diariamente. Sin embargo, se dan esos datos ante la consulta periodística pero no están disponibles para la ciudadanía. Por otro lado, no se identifica cuántas de ellas están ocupadas por pacientes con COVID-19 ni nada se sabe de la distribución de esas camas por geografía. Tampoco se conoce la cantidad de respiradores disponibles en el sistema sanitario, cuántos están siendo usados, y su ubicación. Son algunos ejemplos que ilustran las dificultades que existen a la hora de cubrir la pandemia.

La información a nivel nacional

El Ministerio de Salud de la Nación publica su informe diario y distribuye la misma información a periodistas vía WhatsApp. Este reporte, que se comparte en formato PDF a través del sitio web del Ministerio de salud, incluye el detalle de los nuevos contagios, fallecidos y recuperados, por día, así como los datos acumulados. También identifica la fuente de contagio, el sexo de los casos detectados, las edades de los nuevos casos y el lugar de residencia. Asimismo, se informa el total de nuevas muestras y las que se realizaron desde el inicio del brote, así como la cantidad de test por millón de habitantes. El número de casos descartados (por laboratorio y por criterio clínico/ epidemiológico) y las principales franjas etarias afectadas de los casos registrados, así como la edad promedio.

La información se complementa con una conferencia de prensa diaria de funcionarios de la cartera, Alejandro Costa, subsecretario de Estrategias Sanitarias, y Carla Vizzotti, la secretaria de Acceso a la Salud.

El 19 de mayo pasado, el Ministerio puso la primera base de datos abiertos on line a través del portal de Datos Abiertos del gobierno argentino, con actualización diaria.

Se trata de una enorme planilla en formato CSV (por las siglas en inglés, valores separados por comas), con datos susceptibles de ser organizados en columnas. Incluye los casos sospechosos, descartados y confirmados, de todo el país, por departamento de residencia y de carga. Identifica su sexo, edad, la fecha de internación, si la persona falleció, si requirió cuidados intensivos y asistencias respiratoria.

En su primera versión tuvo una serie de errores y el dataset fue dado de baja del sitio. Recién se volvió a subir tres días después, pero una cantidad importante de celdas con el lugar de residencia sin especificar.

Hay que señalar que no todos los periodistas que cubren la pandemia manejan este tipo de archivos. En el ejemplo que se muestra a continuación, se incluyeron solo 500 filas. Pero el dataset del Ministerio de Salud al 8 de junio, contenía 175.439 filas; y si se lo estructuraba, sumaba 25 columnas, lo cual da un total de casi 4,5 millones de celdas.

En la última actualización (descargada ayer) la Unidad de Datos de Infobae contabilizó 8.083 celdas sin distrito identificado a nivel nacional, que se informan como “sin especificar”. De este total, 7.817 celdas (el 97 %), corresponden a CABA, es decir son casos que no se pueden geolocalizar por comunas.

“Nosotros pedimos que las provincias carguen por departamento, puede haber fallas en la carga de las jurisdicciones. El Ministerio es un órgano más rector que ejecutor. Y el sector de la salud incluye tres sectores, el nacional, provincial y municipal, del sistema público y privado. Es una complejidad reunir los datos de todos”, explicaron de la cartera sanitaria nacional a Infobae. Tras la observación de las celdas con casos sin asignación de residencia, se comprometieron a verificar la información.

Camas disponibles y ocupadas

El sitio web del Ministerio de Salud de la Nación no cuenta con información on line sobre la disponibilidad y ocupación actual de camas a nivel nacional -del sector público y privado-, cuáles son de terapia intensiva (UTI), su nivel de ocupación, ni tampoco sobre la cantidad de respiradores disponibles.

Ante la consulta de Infobae, desde la cartera informaron que “según la información reportada por las jurisdicciones al Registro Federal de Establecimientos de Salud (REFES), que depende del Ministerio de Salud de la Nación, en todo el país se cuenta con 146.811 camas habilitadas, 76.574 del sector público y 70.237 del sector privado. Esto contempla camas generales, pediátricas, maternidad, UTI y neonatología”. Sin embargo, no está especificado cuáles están ocupadas actualmente con pacientes COVID positivos, ni su distribución geográfica.

En cuanto a las camas de la terapia intensiva para adultos, hay 4.529 en el sector público, de las cuales están ocupadas el 40%, y 6.988 en el sector privado, con una ocupación del 47%, según la información reportada por las provincias al Ministerio de Salud de la Nación, a través del Sistema de Monitoreo de Recursos Críticos de Internación y de informes de autoridades jurisdiccionales.

“Al tener la Argentina un sistema federal de salud, no están disponibles esos datos directamente. Cada provincia lo tiene que informar al sistema. Y por ejemplo, CABA no tiene contabilizados con exactitud las camas en el sector privado”, argumentaron desde la cartera a cargo de Ginés González García. No obstante, reconocieron que la pandemia llevó, de alguna manera, a que todas las jurisdicciones pusieran más énfasis en actualizar los datos.

Ante la consulta de Infobae, desde la cartera informaron que “según la información reportada por las jurisdicciones al Registro Federal de Establecimientos de Salud (REFES), que depende del Ministerio de Salud de la Nación, en todo el país se cuenta con 146.811 camas habilitadas, 76.574 del sector público y 70.237 del sector privado. Esto contempla camas generales, pediátricas, maternidad, UTI y neonatología”. Sin embargo, no está especificado cuáles están ocupadas actualmente con pacientes COVID positivos, ni su distribución geográfica.

En cuanto a las camas de la terapia intensiva para adultos, hay 4.529 en el sector público, de las cuales están ocupadas el 40%, y 6.988 en el sector privado, con una ocupación del 47%, según la información reportada por las provincias al Ministerio de Salud de la Nación, a través del Sistema de Monitoreo de Recursos Críticos de Internación y de informes de autoridades jurisdiccionales.

“Al tener la Argentina un sistema federal de salud, no están disponibles esos datos directamente. Cada provincia lo tiene que informar al sistema. Y por ejemplo, CABA no tiene contabilizados con exactitud las camas en el sector privado”, argumentaron desde la cartera a cargo de Ginés González García. No obstante, reconocieron que la pandemia llevó, de alguna manera, a que todas las jurisdicciones pusieran más énfasis en actualizar los datos.

Para acceder a información más detallada, hay que recurrir al Boletín Epidemiológico semanal que también está en PDF, en formato cerrado. ¿Por qué son importante los datos en formato abierto? Porque así pueden ser utilizados, reutilizados, interpretados y redistribuidos libremente por cualquier persona.

Recién a mediados de mayo, el Ministerio de Salud bonaerense decidió liberar la información a través de una Sala de Situación on line con datos actualizados diariamente de cantidad de infectados, fallecidos, recuperados, tasa de letalidad y número de testeos totales, tal como se puede ver en esta plataforma. El sitio también detalla sexo y franja etaria de los casos confirmados, vías de contagio y si fueron atendidos por el sistema sanitario público o privado. También precisa la edad de los fallecidos y presencia de enfermedades preexistentes. Comparada con la escasa información que se brindaba anteriormente, este portal fue un paso importante disponible para la consulta pública en línea.

Sin embargo, el sitio no muestra la opción para la descarga de datos y solo permite ver los totales de la Provincia o el dato de cada municipio, previa selección sobre el mapa. Esto implica que, por ejemplo, para diseñar una tabla para calcular otros indicadores o comparar municipios, habría que cargar esa voluminosa información de los 135 distritos a mano.

Los datos de camas disponibles para atender internaciones por COVID-19 tampoco están disponibles en este tablero y no se informa en los partes diarios, ni en los boletines semanales, publicados en formato PDF por la cartera sanitaria bonaerense.

Pero el Ministerio que conduce Daniel Gollán sí dispone de un tablero de uso interno con el detalle de camas para cuidados mínimos, intermedios e intensivos, con la información del porcentaje de ocupación hospitalaria por Covid para cada segmento. Si bien, el área de prensa de la cartera se los facilitó a Infobae, aún no es información que se comparta de manera pública.

Según la información dada a este medio, la Provincia tiene un total de 25.133 camas en total, del sector público -nacional, provincial y municipal- y privado en su conjunto. De esa cifra, 4.856 son camas de terapia intensiva, de las que están ocupadas 2.247 (el 46%), con 156 casos de COVID confirmados y 231 sospechosos. Otras 3.293 son de cuidados intermedios, con una ocupación del 46% (1.516 camas), ocupadas por 130 pacientes con coronavirus confirmados y 265 sospechosos.

Por último, hay otras 16.984 camas disponibles para internación con cuidados mínimos, de las cuales están ocupadas 7.548 (el 44%), con 667 casos ya confirmados y 772 bajo estudio.

“Estamos avanzando con Nación y Ciudad en la unificación de parámetros estadísticos. Estimamos que cuando se llegue a un acuerdo, esos datos se van a hacer públicos”, explicaron fuente del Ministerio de Salud de la Provincia a Infobae.

Algunas pocas ciudades, han liberado sus datos, como el caso de Bahía Blanca. Sin embargo, este dataset no informa cantidad de testeos diarios, su distribución ni porcentaje de ocupación en terapia intensiva, entre otros indicadores que no se comparten.

Los datos de la Ciudad

En la Ciudad de Buenos Aires, también difunden un parte diario -un poco más completo- y un Boletín Epidemiológico semanal en formato PDF, que contiene un desglose de datos, pero nuevamente en formato cerrado.

El parte contiene los datos de casos confirmados, fallecidos y recuperados, residente en la Ciudad y no residentes, pero que están siendo tratados en el distrito porteño. También incluye la tasa de letalidad, y la cantidad de resultados positivos sobre testeos, y las franjas etarias de los contagiados.

El parte incluye las camas ocupadas en el sistema públicos por pacientes con COVID, distinguiendo los casos graves, de los moderados, y leves. Asimismo distingue los casos confirmados en barrios populares y fallecidos, y los resultados de la búsqueda activa emprendida por el Gobierno nacional y el porteño con el operativo Detectar.

Sin embargo, en el informe diario no hay datos de camas disponibles para atender la posible demanda de pacientes con coronavirus ni porcentaje de ocupación, así como tampoco datos de las plazas en terapia intensiva. Ante la consulta de Infobae, desde el área de Salud el Gobierno de la Ciudad informaron que solo tienen datos del sector público. “Todo lo que es sector privado no es competencia nuestra. Esa información la tiene Nación y ya hemos hablado con el sector para que nos informe. Hoy en día no tenemos ese dato oficialmente”, explicaron en el Ministerio porteño a cargo de Fernán Quirós.

De acuerdo a los números brindados a este medio, la disponibilidad del sector público para COVID es de 300 camas de terapia intensiva, de las cuales están ocupadas 143 (el 48%). Asimismo, hay otras 1.100 camas para enfermos moderados de las cuales están ocupadas 626 (el 57%), y 4.000 plazas para enfermos leves en distintos hoteles contratados por el Gobierno de la Ciudad, de las cuales están ocupadas 1.994, el 50%.

Cómo se informa en otros países

No es lo mismo cubrir la pandemia en América Latina, que hacerlo en otros países como Estados Unidos o el Reino Unido, donde hay más y mejores herramientas digitales on line para acceder a información detallada.

En Estados Unidos, una herramienta de visualización interactiva desarrollada por CNN permite acceder a los datos de casos de coronavirus por estado, los que se obtienen previa consulta por el código postal.

Si quisiéramos hacer esto en Argentina por provincia y por distrito, deberíamos tener acceso a la fuente de datos abiertos (lo cual no ocurre) y asegurarnos que los mismos se actualicen en tiempo real.

En este caso, para cada estado norteamericano, se visualiza un mapa con la información desagregada para los diferentes condados, equivalentes a los municipios en nuestro país. Cada uno de ellos tiene detallados los datos no solo de contagiados, fallecidos y porcentaje de infectados, sino también información sobre casos hospitalizados, en terapia intensiva, nivel de ocupación de camas de internación y de terapia, así como cantidad de ventiladores disponibles y en uso.

La fuente de CNN para camas hospitalarias y camas de terapia intensiva es una herramienta -paga- que se llama Definitive Healthcare. No existe una similar para nuestro país.

Otro ejemplo es el de Propublica, en Estados Unidos, una organización que reúne más de 100 reporteros, y que recientemente puso en línea una aplicación que permite rastrear el gasto gubernamental en la lucha contra el Covid. En Argentina no existe suficiente información como para encarar ese desarrollo y la que hay, adolece de fallas de formato o está desactualizada, dependiendo de la fuente.

Un caso concreto son los portales de compra: tanto el nacional como el de la CABA. Para dar un ejemplo, al 16 de junio, la última actualización de este set de datos, era al 14 de mayo.

En el Reino Unido, el data store gubernamental, pone en línea el mapeo de los muertos, así como tablas con otros indicadores, y lo hace en formato abierto para todas las poblaciones, aunque la actualización no es en tiempo real. A veces la carga se demora en hasta 48 horas.

En América Latina, otros países como Perú, presentan problemas muy similares a los que se observan en Argentina. México, tiene un portal de datos abiertos con información que actualiza regularmente, aunque no en forma diaria y la calidad de los mismos ha sido cuestionada. En este caso, hay un detalle de las enfermedades asociadas a cada paciente positivo por Covid, información que en Argentina al momento se desconoce.

En Costa Rica, la cantidad y calidad de los datos fue mejorando con el paso de las semanas: un ejemplo es el Observatorio Geográfico de la Salud que permite descargar el impacto del Covid en el sistema sanitario de ese país, en distintos formados y desagregado geográficamente, lo cual permite mapear y monitorear diariamente la situación.