Fernán Quirós: “No hay ningún elemento técnico para asociar la actividad física con el número de casos”

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires desestimó los dichos del presidente Alberto Fernández, que había asociado la aceleración de la curva de enfermos de COVID-19 con los entrenamientos y los paseos habilitados en Capital Federal. Dijo que la velocidad de contagio está bajando.
viernes, 19 de junio de 2020 · 15:00

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, se refirió este viernes a los dichos del presidente Alberto Fernández, que en una entrevista televisiva había asociado los entrenamientos individuales y las diversas actividades habilitadas en el distrito con el aumento de casos registrado en las estadísticas oficiales en los últimos días.

Diplomático, sin confrontar, Quirós planteó: “No tenemos ningún elemento para asociar la actividad física al aire libre con el aumento de casos; ese es un debate que tiene que ver más con interpretaciones individuales que con los datos que vamos recolectando”.

El funcionario resaltó además que el Presidente está ocupado y preocupado por el avance de la pandemia y trata de bajar un mensaje a la ciudadanía para que realice el mayor esfuerzo por cumplir con la cuarentena.

El miércoles pasado, en un reportaje concedido a Telefe, Alberto Fernández expresó con fastidio: “Querían salir a correr, salgan a correr. Querían salir a pasear, salgan a pasear. Querían locales de ropa abiertos, abran los locales. Pero estas son las consecuencias”.

El mensaje estuvo dirigido al gobierno porteño, que en las últimas semanas avanzó con paseos recreativos, permisos para runners y otras medidas de liberación de actividades pese al aumento de contagios de coronavirus. En virtud de ese diagnóstico, Fernández dispuso limitar el transporte público de pasajeros no esenciales. Además, la Ciudad aplicó un nuevo esquema por número de DNI para evitar la aglomeración de deportistas en los espacios públicos.

Quirós pidió además tener cuidado en el análisis de los datos de ayer, que se registraron casi 2000 contagios por primera vez desde el inicio de la pandemia. Según informó, en los últimos días hubo contratiempos operativos que demoraron la entrega de los resultados de los test PCR más de lo habitual y eso pudo haber influido para acumular más positivos en un solo informe. “Vamos a esperar los resultados de hoy y de mañana para tener una tendencia. No les puedo garantizar que en la Ciudad estén aumentando los casos”, planteó.

De hecho, el funcionario aseguró que la velocidad de contagio, medida a través del índice R, bajó en los últimos días. Actualmente se encuentra en 1.1, cuando en el principio de la cuarentena llegó a estar por encima de 1.5. Esa cifra es vital para analizar el futuro de la cuarentena: los países que lograron quebrar la barrera del 1.0 (hacia abajo) dejaron atrás las medidas de confinamiento.

“Esto no quiere decir que estemos tranquilos ni cómodos, ni que creamos que las cosas están bien. En la medida que el R esté arriba de 1, lo peor está por venir. Nosotros tenemos que hacer todo lo necesario para llevar ese R por abajo de 1″, reiteró.

El ministro se mostró esperanzado en alcanzar ese objetivo en las próximas semanas. Dijo que para eso es vital que la ciudadanía realice un último esfuerzo cumpliendo las pautas de la cuarentena y resaltó que será determinante lo que suceda el domingo, Día del Padre: “Les pedimos a todos que seamos responsables y precavidos, que encontremos formas alternativas de encontrarnos”. “Apelo a todos los padres y abuelos a que nos enseñen a pasar este domingo como corresponde. Con mucho afecto, pero con distanciamiento físico”, completó.

¿Qué es el R?

El R es un estimado que se diseña en virtud de las condiciones de la población. Representa qué ocurriría si una persona infectada entra en contacto con la ciudadanía. El número real de propagación del virus podría alterarse por diversos factores vinculados a cada comunidad.

Hoy ese número en la Ciudad está en 1.1, informó Quirós.

Alemania levantó su cuarentena con un R de 0,6; Italia, con 0,9 y España con 0,8. Son fases en donde si bien continúan los positivos y las muertes causadas por el virus, los científicos concluyen que la “montaña” ingresó en una etapa regresiva.

¿Cuándo se proyecta que será ese momento? De acuerdo a las estadísticas que analiza la Ciudad de Buenos Aires, a la mayoría de los países del mundo les pasó un fenómeno similar: desde el momento que comenzó a acelerarse la cantidad de contagios de coronavirus hasta que la curva regresó a la base pasaron entre 6 y 10 semanas, de ahí que ayer se hicieron cálculos que indicaban que la cuarentena podría extenderse hasta agosto. Pero el cálculo no es lineal ni exacto.