IFE: la Anses avanza con la bancarización masiva y define cronograma para evitar aglomeraciones

Casi 4 millones de personas que cobraron el primer bono de $10.000 por correo o cajero automático deben informar una caja de ahorros. Se gestionaron 1,2 millones de cuentas.
martes, 23 de junio de 2020 · 14:02

Mientras comienza a pagar la segunda edición del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a 1,7 millones de personas que informaron una cuenta bancaria o billetera virtual del Banco Provincia para recibir la transferencia del primer bono de 10.000 pesos, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) termina de definir el plan para abonar la asignación a casi 4 millones de personas que no tenían o aun no informaron un CBU.

El esquema no es sencillo de implementar y en Anses anticipan que el cronograma de pago será más largo. Una normativa del Banco Central le permite a la Anses involucrar a todos los bancos, públicos y privados, en el pago del IFE y de otros beneficios sociales.

Así y todo, con más entidades y sucursales a disposición, la Anses debe distribuir los pagos de forma tal que se aglomere la menor cantidad de gente posible. El Gobierno descuenta que muchísimas personas no tendrán su tarjeta de débito a tiempo y terminarán cobrando por ventanilla.

El desborde de principios de abril, cuando se acumularon miles de personas en las puertas de los bancos para cobrar jubilaciones, pensiones y AUH luego de dos semanas con entidades cerrados, es la imagen a evitar por todos los medios.

Los contactos entre bancos, el Banco Central y la Anses para organizar la masiva apertura de cuentas y los pagos comenzaron hace semanas. Las entidades financieras facilitaron la apertura de cuentas online, tanto desde apps para celulares como desde computadoras. Hubo problemas (apps no aptas para teléfonos viejos, problemas de conexión a internet), pero según datos oficiales, hasta el viernes se habían abierto más de 1,2 millones de cuentas nuevas. Ese número aumentó en los últimos días. Las cajas de ahorro universales, vale recordarlo, son gratuitas.

El lunes, la Anses informó que el calendario para pagar el IFE a las personas previamente bancarizadas se extenderá una semana, hasta el lunes 29. El ente previsional depositará los $10.000 según la terminación de DNI, sin necesidad de ir a retirar el dinero al banco.

Luego llegará el turno del tercer universo de beneficiarios. Allí se incluyen a 1,3 millones de personas que cobraron el primer IFE por Correo Argentino, a otros 1,3 millones que lo hicieron a través de cajeros automáticos de la red Link (sin cuenta bancaria) y a casi 800.000 que escogieron cobrar de cajeros de la red Banelco.

El ente previsional todavía no informó el cronograma de pagos para este universo de personas. Si avanza a partir del 30 de junio o el 1 de julio, los beneficiarios podrían ir a los bancos justo en las fechas de cobro de las jubilaciones y pensiones más bajas y de las AUH.

“El cronograma será un poco más largo con los CBU cargados en este tiempo. A muchos no les llegó la tarjeta de débito y va a haber una instancia presencial”, indicaron las fuentes oficiales.

La Anses impulsó a las personas a que informaran un CBU. Al ingresar en la página del IFE, los beneficiarios recibían datos que el ente previsional tenía sobre ellos. Puede que alguna vez hayan abierto una caja de ahorros (para obtener una tarjeta de crédito, por ejemplo) y no la usen. Las personas deben confirmar, en esta instancia, ese CBU o cargar uno nuevo.

Y quedará una instancia adicional. A quienes no gestionen ni informen una caja de ahorros para cobrar el segundo IFE, la Anses les asignará un banco cercano al domicilio. Será, probablemente, un banco público. El ente previsional se comunicará con los beneficiarios para que se acerquen a la sucursal cercana a gestionar la apertura de la cuenta y cobrar.

Algo similar sucederá con los beneficarios que vivan en zonas rurales y alejadas de los bancos. La Anses los enviará al banco más cercano, con turno previo. Allí retirarán el efectivo y se irán con una cuenta bancaria abierta.

El objetivo de la titular del ente, Fernanda Raverta es que las casi 9 millones de personas que cobran el IFE terminen bancarizadas. Eso facilitará los siguientes pasos: un posible tercer IFE en las zonas en la cuarentena siga estricta o la agilización del ingreso universal o “ingreso de base”, que planifica el ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo. (TN)