La historia del joven que tiene hace 6 años un agresivo cáncer en la cara

Sebastián D'Amico tiene 24 años, gracias a la difusión de su caso en las redes sociales consiguió la prótesis que necesita. En agosto será operado. En plena cuarentena conoció a Natalia, y asegura que es “el amor de mi vida”. "Te desearía todas las fuerzas pero las tenés todas. Sos un bombón", le escribió Natalia Belmonte y así comenzó la historia.
viernes, 24 de julio de 2020 · 11:09

La historia de Sebastián D'Amico, de 24 años se viralizó en redes sociales y llegó a los principales medios de todo el país. Desde hace seis años, le está peleando a un cáncer en la cara que le provoca una inflamación en su costado derecho.

Estaba por terminar el colegio, cuando a los 18 años,  empezó a sentir una molestia. Una pelotita entre la mejilla y la pared bucal derecha le cambió la vida, allá por agosto de 2014. "Pensaba que era un granito de grasa, o algo así. Nunca pensé que se transformaría en esto", dijo. Se trata de un sarcoma embrionario en el maxilar derecho, un cáncer que solamente afecta al 0,5% de los pacientes con este tipo de enfermedad.  "En diciembre del  2014 tenía una pelota gigante y recién me hicieron una biopsia, era un cáncer maligno.

Siempre tuvo una actitud positiva a pesar de los dolores. "Era como un si un taladro te perforara la sien, me quería arrancar la cabeza", grafica sin anestesia este muchacho que empezó a someterse a todo tipo de tratamientos (rayos, quimioterapia), medicamentos y llegó a tomar morfina para intentar el alivio.

"Le ponía toda la energía, me rapaba para darme fuerzas cada vez que empezaba una nueva etapa y me repetía 'esto es un resfrío, no me va a voltear'. Igual estaba molido, no daba más, a veces el dolor aflojaba un poco y el bulto remitía, pero después volvía a crecer todavía más grande", manifestó a Clarín.

El "¿por qué a mí?", estaba siempre su cabeza  "quería tener una vida un poco más normal y a veces no le daba bola a los médicos”, reconoció.  Pasaron dos operaciones muy complicadas en 2017 y en 2018, le extrajeron el bulto y le pusieron piel de otras partes del cuerpo para cubrir la zona facial. "Pero en ambos casos tuvo una nueva reincidencia y el tumor reapareció.

Cuando estaba todo listo para la tercera operación, en 2019 en el Pirovano, ahí el mundo se le volvió a venir abajo, y no pudieron operarlo debido a su grave estado.    Hasta que uno de los videos en los que Sebastián imploraba por algún hospital y un equipo quirúrgico que se animara a operarlo, llegó a oídos del doctor Eduardo Sosa, cirujano argentino que en se encontraba en Italia.

En plena cuarentena, cuando  acaba de autorizar la orden para hacerse cargo de la prótesis,  irrumpió el amor de mi vida". "Te desearía todas las fuerzas pero las tenés todas. Sos un bombón", le escribió Natalia Belmonte  a Sebastián una madrugada de abril. "¿Bombón? ¿De verdad lo decís?", devolvió él incrédulo. Así terminó con una cita. Se vieron y fue un flechazo. "Él bajo del auto de su mamá, me miró, sonrió y yo fui y lo abracé. Un abrazo que fue eterno en plena calle", dijo Natalia.