La Justicia de Córdoba ordenó cubrir el tratamiendo de una joven con fibrosis quística

Sabrina Monteverde, de Villa Carlos Paz, Córdoba, hizo un pedido desesperado a través de Instagram: "Hoy en día mi cuerpo ya no entiende de tiempos".
viernes, 3 de julio de 2020 · 22:42

 

La Justicia de Córdoba falló a favor de Sabrina Monteverde, una mujer de 22 años que nació con fibrosis quística y necesita un fármaco específico para mejorar su calidad de vida, y que viralizó su pedido a través de las redes sociales para que su obra social, Apross, cubra el costo de la droga.

De acuerdo con el fallo de la Cámara Contencioso Administrativa de 2ª Nominación de Córdoba, la obra social Apross deberá cubrir el costo de la droga que precisa Sabrina para mejorar su calidad de vida, ya que la fibrosis quística es una enfermedad crónica que deteriora los sistemas digestivo y respiratorio, y puede provocar infecciones mortales.

"Al día de la fecha hay un fármaco que produce el freno del deterioro y nos garantiza calidad de vida. Un fármaco por el cual estoy peleando judicialmente desde hace un par de meses, pero lamentablemente está todo muy frenado", contó Sabrina en el video de Instagram que se volvió viral en las últimas horas.

Ese fármaco es el Trikafta, que salió a la venta en Estados Unidos a finales de 2019 y aún no se comercializa en la Argentina.

Uno de los medicamentos que mejoraría la calidad de vida de Sabrina no se vende en el país

De acuerdo con el fallo de este viernes emitido por la Cámara, Apross deberá cubrir "de manera inmediata" el costo de la importación del fármaco que precisa Sabrina, informó el diario La Voz del Interior.

El padre de Sabrina, Carlos Monteverde, le explicó esta semana a la radio Cadena 3 que los pulmones de su hija funcionan al 40% de su capacidad, lo que es "como si respirara por el tubo de una lapicera, es como lo que sienten los pacientes del Covid-19 en proceso agudo".

La familia Monteverde inició el reclamo judicial por el fármaco para la joven sabiendo que tendrían un fallo en contra en primer instancia porque el medicamento no está aprobado por la ANMAT y Apross podría escudarse en ese hecho para no cubrirlo, explicó el padre de Sabrina a la radio.

"Pero después de eso hay un camino legal que está autorizado por una serie de decretos donde se expresa que los medicamentos quedan exentos y que son para el uso del paciente. Se contempla como uso compasivo", agregó.