Tras 24 meses de caída, creció la venta de autos 0 km

El incremento de patentamientos se debe en parte a que en junio se anotaron vehículos que habían sido vendidos durante el aislamiento, cuando las oficinas de registro permanecieron cerradas.
martes, 7 de julio de 2020 · 10:31

 

La venta de autos 0 km en el mes de junio rompió con la retracción y mostró en Mendoza un incremento del 14,7%, en comparación con el total de los vehículos registrados durante el mismo mes de 2019. Este fue el primer resultado interanual positivo para el sector tras 24 meses de caídas consecutivas.

Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), fueron 1.564 los vehículos patentados en Mendoza durante el mes pasado, 201 unidades más que las registradas durante junio de 2019. Esta tendencia también se vio reflejada en otras plazas del país con un salto abrupto en los registros. Si se comparan los patentamientos de junio con los de mayo puede observarse en nuestro mercado un alza del 92,8%. A nivel nacional la suba frente a mayo fue del 74,3%. Si bien los correcto desde el punto de vista estadísticos es siempre hacer una comparación interanual, en este caso, en el marco de la pandemia, es válido también destacar la evolución mensual.

El incremento de ventas puede explicarse por la flexibilización para circular y la normalización de las actividades luego de la apertura de los registros del automotor, tras estar cerrados temporalmente a causa del “aislamiento social, preventivo y obligatorio” que decretó el presidente el 20 de marzo.

Impacto y flotación

Los efectos de la pandemia afectaron en forma directa a las concesionarias locales, que tuvieron que trabajar a puertas cerradas y vender unidades únicamente por Internet. El home office para el sector y la petición para legalizar el uso de la firma electrónica fueron jugadores que se incorporaron al tablero.

En abril, el mes más duro del aislamiento preventivo, se patentaron en Mendoza 144 unidades, lo que marcó una caída de las ventas de un 90% respecto al mismo mes del año pasado. También fueron negativos los resultados de enero (-30%), febrero (-32%), marzo#(-62%) y mayo (-44%). El repunte de junio no estuvo siquiera cerca de compensar la baja de los meses anteriores y el semestre cerró con un resultado de ventas de -40%. Sin embargo, el primer valor positivo, tras dos años enteros de retracción, la da esperanzas a las concesionarias.

Recordemos que el sector automotor comenzó el 2020 sumido en la peor crisis de la última década, pero con expectativas de recuperación. En ese contexto, los presidentes de Fiat, Mercedes Benz y BMW en Argentina advertían que en un escenario optimista se patentarían 250.000 unidades en todo el país. En Mendoza, que tiene una participación del 3,8% del mercado nacional, se venderían cerca de 9.500 autos nuevos. Al completarse el primer semestre, en nuestra plaza, se han registrado 5.702 unidades 0KM. Es decir que se navega por sobre el promedio estimado.

Recuperación de terreno

De acuerdo con lo manifestado por actores del sector, el crecimiento de las ventas responde a un conjunto de factores, entre los que se destaca la existencia de una demanda contenida durante los dos meses con aislamiento, las escasas alternativas de inversión por la actual coyuntura económica, la baja de los precios de los vehículos en dólares y las promociones agresivas que han sostenido las marcas para no perder clientes y repuntar las ventas.

De hecho, el presidente de Acara, Ricardo Salomé, aseguró que en el momento en que se abrieron los salones de venta, la gente sacó turno y visitó las concesionarias con la decisión de aprovechar las bonificaciones vigentes. “Eso explica haber podido volver a crecer de forma interanual, luego de 24 meses de caída ininterrumpida”, expresó.

El pool local

“En Mendoza veníamos con un ritmo normal de patentamientos hasta que se frenó la actividad a causa de la pandemia”, señaló Jorge Goldsack, gerente comercial de la firma Sur France a la hora de referirse al stop de las ventas. Mientras que, Leandro Lipari, gerente comercial de Fiat en Lorenzo Automotores, destacó: “Este repunte que se ha visto en junio, ha sido impulsado por dos factores. Uno es el dólar blue, los ahorristas que vieron la oportunidad de comprar un vehículo con la ventaja de una mejor cotización y, por el otro lado, las tasas de interés bajas. El grupo Fiat-Craisler ha tenido tasas cero o financiaciones del 11%, los ahorristas -que tenían plazos fijos- pudieron acceder a líneas crediticias muy fuertes”.

En tanto que Marcelo Silva, gerente en Toyota Yacopini, explicó: “No hay una sola causa para poder explicar el aumento de las ventas de junio. El primero de los factores que influyó tiene que ver con los registros del automotor, que reabrieron a mediados de mayo luego de cerrar sus puertas el 20 de marzo; en segundo lugar también influyó la brecha del dólar oficial con el blue; por último las terminales comenzaron a despachar unidades y eso hizo que aumentara el flujo de trámites de registro”.

Al hablar sobre el inicio de julio, los directivos coincidieron que puede sostenerse el nivel de ventas que se alcanzó durante el mes pasado.