Crimen de las jóvenes Mendocinas

De Mendoza a Montañita: el caso que dio vuelta al mundo

Los nombres de Marina Menegazzo (21) y María José Coni (22) no pasan inadvertidos para nadie. Los asesinatos causaron tanta conmoción que hasta Estados Unidos se pronunció al respecto
jueves, 31 de marzo de 2016 · 09:07

El 27 de febrero, medios de comunicación y redes sociales se vieron "copados" por una noticia impactante: Marina Menegazzo  (21) y María José Coni (22) estaban desaparecidas en Ecuador.

No se sabía nada de ellas desde el 22 y no habían regresado a Mendoza de acuerdo a los plazos previstos.
Sus familiares y amigos iniciaron una búsqueda que terminó con la trágica noticia. Las chicas fueron halladas asesinadas en Montañita, hecho que se conoció en Mendoza el domingo 28 aunque las muertes habían ocurrido hacía varios días.

Los cuerpos habían sido embolsados y dejados en una zona de matorrales, cerca de las playas y a menos de 10 metros uno del otro.

Las chicas llevaban en Ecuador más de un mes. Habían viajado de vacaciones a ese país y a Perú junto con dos amigas que debieron volver a Mendoza los primeros días de febrero. Marina y Majo quedaron solas, hospedadas en un hostel de Montañita, donde les robaron dinero, hecho que les complicó los últimos días de estadía. 

Las noticias oficiales provenientes de Ecuador fueron dadas por el ministro del Interior, José Serrano Salgado. Él confirmó las muertes a través de Twitter y después dio conferencias acerca de las dos detenciones que se produjeron casi en simultáneo con el hallazgo de los cuerpos. Se trata de dos sujetos que supuestamente dieron hospedaje a las chicas cuando se quedaron sin dinero.

Los sujetos, de los que se conocieron los rostros inmediatamente, fueron identificados como Aurelio Eduardo Rodríguez, alias "El Rojo", y Alberto Segundo Mina Ponce. Están imputados por doble homicidio agravado.

Tanto el ministro del Interior como el fiscal que en un principio investigó la causa, Eduardo Gallardo, dieron una misma versión: que las chicas se habían quedado sin plata para pagar el hostel y que hablaron con un amigo de ellas, que a la vez se contactó con los detenidos, para que les dieran albergue.

Los sospechosos dijeron que una vez que estuvieron los cuatro en la casa ( ubicada a 2,5 kilómetros de la ciudad balnearia), ellos se pusieron ebrios pero no las chicas, solo tomaron gaseosas. Y que en un momento determinado, Ponce quiso propasarse con Coni pero como esta se resistió la mató.

Luego, dijo que fue hasta la habitación donde estaba su amigo con Menegazzo y que vio como "el Rojo" la apuñalaba. 

Cada uno, a su turno se hizo responsable de una muerte, pero luego Mina Ponce, desligó a "el Rojo", se desdijo y se declaró como único culpable. Pero más tarde volvió a cambiar su testimonio y dijo que la policía lo presionó y que los asesinos eran unos vendedores de droga. Con estos datos, la policía detuvo a José Miguel "el Chamo", un venezolano de 36 años que al momento de ser capturado tenía cocaína en su poder. "Mi cliente sostiene que fue el 'Chamo', junto con un ecuatoriano y dos colombianos, quienes asesinaron a las turistas argentinas ", dijo el defensor de Mina Ponce.

Viajan las familias

Los seres queridos de las chicas no creyeron la versión "oficial": aseguraban que jamás las jóvenes se hubieran ido a la casa de desconocidos y que pese a que no tenían efectivo debido al robo, contaban con una tarjeta de crédito para mantenerse.

Gladys Stefani, mamá de Majo, y su hijo viajaron a Ecuador. Lo mismo hicieron Marcos Menegazzo y sus hermanas. Una vez en Montañita recorrieron los probables caminos que, hasta el 21 de febrero, hicieron las chicas, hasta llegar a la casa donde presuntamente fueron asesinadas.

Los cuerpos fueron reconocidos mediante sus huellas digitales y por cotejo de ADN. Primero se confirmó la identidad de Coni, ya que al estar su madre en Ecuador todo fue más expeditivo, y días después sucedió lo mismo con Menegazzo. En este caso, forenses le tomaron muestras a su madre, que está en Mendoza, y luego se realizó el cotejo.

Además de los forenses ecuatorianos, se sumó una comitiva de peritos de Policía Federal que llegaron a Quito para analizar los cuerpos. La semana pasada se realizó otra necropsia ordenada por la nueva fiscal del caso, María Coloma Pazmiño, para cotejar los resultados de las pericias anteriores y para determinar con mayor precisión las causas de la muerte. Fue entonces que trascendió un dato que sería sustancial: las chicas fueron drogadas con burundanga, un psicotrópico que es disuelto en cualquier bebida y que genera una pérdida de voluntad y de reacción. 

El estudio también apuntó a establecer si hubo abuso sexual. "Estimamos que el móvil del crimen fue sexual pero todavía es muy pronto para acusar (a los detenidos)", dijeron investigadores de Ecuador.

La repatriación de los cuerpos se demoró más de lo previsto porque la fiscal ordenó una batería de 200 medidas, entre ellas que los familiares reconocieran los objetos hallados en la casa de Mina Ponce para saber si son de las jóvenes. 

Repercusión internacional

En Mendoza, el 3 de marzo marcharon más de 10 mil personas para pedir justicia. También hubo manifestaciones en Buenos Aires y en la misma ciudad donde las chicas fueron asesinadas. 

A la casa de las víctimas  -ambas de Godoy Cruz- llegó el embajador de Argentina en Ecuador, Luis Juez, quien se puso a disposición de las familias.

El caso dio vueltas por el mundo. Tal fue la repercusión que Estados Unidos recomendó a sus ciudadanos mantener extremos cuidados si visitaban Ecuador por los altos niveles de inseguridad en ese país. 

Hoy serán veladas en la intimidad de las familias

Según medios periodísticos de Ecuador, los cuerpos de las jóvenes mendocinas fueron repatriados ayer en "silencio" por expreso pedido de sus familiares, reproduciendo declaraciones de Hernán Ulloa, uno de los abogados de las familias Coni y Menegazzo.

También se aseguró que a las 3 de este miércoles,  los féretros llegaron a la zona de carga del aeropuerto José Joaquín de Olmedo, en la ciudad de Guayaquil, siendo embarcados en un vuelo con destino a la Argentina, previa escala en Santiago de Chile, una hora más tarde.

Mientras que la agencia Télam  dijo que los cuerpos llegarán este jueves a las 9, en un vuelo de Lan, según lo manifestado por Marcos Menegazzo, quien se encuentra en aquel país, junto a sus hermanas, la madre y hermano de Majo.

En diálogo con Los Andes, Juan (hermano de Majo) confirmó la versión agregando que, desde el aeropuerto, ambos cuerpos serán llevados hasta una sala velatoria de calle Maipú, para una despedida "íntima" (reservada sólo para los familiares), tras lo cual los féretros serán trasladados hasta el cementerio Parque Jardín Mendoza, de Luján de Cuyo.