Mendoza

Imputaron a tres hermanos por la muerte de Trini

Eran vecinos de la víctima, que tenía 8 años. Testigos los ubicaron en la escena del crimen. Uno de ellos contaba con antecedentes por abuso. Serán enviados al penal.
jueves, 14 de abril de 2016 · 11:47

Homicidio agravado por ensañamiento y alevosía es la imputación que recayó sobre los tres hermanos Concha, detenidos por el crimen de Trinidad Rodríguez (8), asesinada el lunes. Los sujetos serán enviados hoy a la cárcel.

Desde que se descubrió el asesinato, en la Oficina Fiscal de Rodeo del Medio han pasado decenas de vecinos del barrio San Cayetano (Maipú) que responsabilizaron a los hermanos Concha. Eso, más otros elementos obtenidos a lo largo de la investigación, llevó al fiscal Galdo Andreoni a imputar a los sujetos. 

A Jesús Concha (24) se lo acusa de ser el autor; en tanto a Matías (20) y Diego (19) le endilgan ser partícipes del hecho, pero los tres comparten la misma imputación: homicidio agravado por ensañamiento y alevosía.

Se considera ensañamiento ya que al incinerar el cuerpo se prolongó el sufrimiento de la víctima; en tanto,  la alevosía se manifiesta en que la niña era una menor de 8 años y padecía un retraso mental, condiciones que no le permitieron hacer frente a su agresor; "era una persona influenciable", dijeron. Sumado a esto, fue atacada en la cava de una cantera, en una zona rural, donde las casas distan muchos metros entre sí, por lo que no pudo pedir ayuda. 

El crimen se cometió entre las 11.45 y las 12.30 del lunes, pero el fuego ardió a la una de la madrugada del martes, cuando la niña fue hallada. Los pesquisas creen que todo ocurrió en el mismo lugar del hallazgo del cuerpo. "En un 80 por ciento creemos que fue en la ripiera", arriesgaron.

A la niña la quemaron con un neumático (en el patio de la casa de los Concha ayer había neumáticos), cuya combustión, según peritos, puede alcanzar hasta mil grados de temperatura. Esto hizo que quedara irreconocible y que el ADN se destruyera. De hecho, los restos  no serán entregados hasta que los peritos no logren determinar si se puede extraer algo de material genético.  

En la instrucción se determinó que Matías y Diego "estaban en el borde (de la cava) dándole el auxilio necesario y aportando ayuda (a su hermano)", dijo un allegado a la causa. "Con los restos se encontraron anillos -de metal- de carpetas, por lo que se presume que la quemaron con todas sus pertenencias", dijo un pesquisa. Igualmente, durante los allanamientos se secuestraron dos mochilas, pero los investigadores están seguros de que no pertenecían a la niña. 

Durante esta jornada, los sospechosos serán trasladados a la cárcel. Uno de los próximos pasos que dará la Justicia será someterlos a pericias psiquiátricas. 

Crueldad absoluta

Trinidad salió de la casa donde vivía con sus padres y seis hermanos el lunes a las 11.45. Tenía que caminar un kilómetro y medio, por un camino de tierra en el que hay unas pocas casas -algunas abandonadas- y en donde predominan una ripiera y matorrales con arbustos de grandes dimensiones. 

La niña apareció sin vida a 300 metros de su casa que está a 200 metros de donde vivían los imputados. Por ese lugar debía pasar obligatoriamente. Una hermana de la pequeña había dicho que los sujetos le decían cosas feas a Trinidad.

"Son salvajes; muy conflictivos”

Jesús Concha (24) ya tiene una causa por un intento de abuso. Está imputado y desde febrero pasado prófugo de la Justicia. Por eso se especula que buscaron un hogar en una zona rural, donde nadie le conociera el "pasado”. 

La víctima en ese caso fue un nene de 10 años de Rodeo del Medio y la denunciante su madre. También por ese delito quedó detenido. 
"Son salvajes, maleducados. Se comportaban de manera irrespetuosa, insultan a la gente. Son conflictivos", dijo un conocido de los detenidos.

"Siempre andaban por la ripiera matando pájaros", agregó el consultado por Los Andes, haciendo alusión al lugar donde se halló el cuerpo. Por el momento ningún familiar o allegado se ha presentado ante la Justicia para preguntar por la situación procesal de los Concha.