Lo conoció en Tinder, pero ahora la amenaza de muerte: “Te voy a pegar tres tiros”

Ella consiguió una orden de restricción pero las intimidaciones siguen llegando: 'No quiero transformarme en una muerta más”
lunes, 8 de enero de 2018 · 16:46

“Me dice que me va a pegar tres tiros y que se va a matar. Que si no estoy con él no voy a estar con nadie. Necesito que me escuchen. Tengo dos hijas de 7 y 16 que también están en peligro. No quiero transformarme en una muerta más”, dice Erika Pérez Nielsen (39). Está aterrada. Su ex, un hombre de 33 años al que conoció por Tinder (la red social para buscar pareja), la amenaza a diario a pesar del impedimento de contacto que le otorgó la Justicia. Dice que lo hace público para cuidarse y alertar a potenciales víctimas: “Quiero evitar que otras mujeres, que se pueden cruzar con él en la red de citas, pasen por lo mismo”.

Para julio de 2016, se pusieron corazón en Tinder y empezaron a salir. “Conocí a su familia antes de presentarle a mis hijas. Parecían los Ingalls. Siempre veía los casos en la tele pero nunca me imaginé que me iba a pasar a mí”, se lamenta Erika.

Cuenta que en diciembre se fueron a vivir juntos a la casa de ella pero que la convivencia duró pocos meses. “En marzo empezó con ataques de celos. No llegó a golpearme porque yo me escapé pero se ponía violento y me agarraba muy fuerte de los brazos. Tiene problemas con el alcohol. Se iba enojado en su camioneta y volvía borracho y muy agresivo. Hasta que un día lo saqué de mi casa”, recuerda. Pero le dio otra oportunidad: “Me pedía perdón, me decía que no iba a volver a pasar y lo acepté de nuevo”.

La situación no sólo no mejoró con su regreso a la casa de Erika sino que se puso peor. “Un día llegó a apoyarme un cuchillo en el cuello. Ahí lo volví a echar”, dice Erika, que denunció al hombre en junio. Y obtuvo, por parte del Juzgado Civil 77, un impedimento de contacto por tres meses.

Sin embargo, en septiembre decidió no renovar la medida cautelar. “Estaba más tranquilo y la familia de él me llamó para pedirme ayuda y contarme que estaba con tratamiento psiquiátrico y que necesitaban que yo charlara con el especialista que lo atendía. Yo accedí”, detalla Erika.

Su ex no se calmó. Y en octubre “todo se potenció”, según Erika. “Empezó a dejarme mensajes en el contestador. En algunos lloraba y me decía que me amaba. En otros me amenazaba de muerte. También llegó a decir que iba a matar a mis hijas”, se angustia Erika.

En diciembre logró una prórroga de la orden de impedimento aunque su ex sigue sin cumplirla. “Además de contactarse conmigo está molestando a mi mamá que tiene 79 años. Y hasta habla con mis amigos. El otro día me llamó un conocido para decirme que mi ex le escribió para pedirle que me avisara que me iba a matar. Solicité el botón antipánico pero no me lo dieron. Tampoco logré que me pusieran custodia. Tengo mucho miedo de que me haga algo”, dice Erika.

Además, insiste con que busca advertir a otras mujeres. “Tiene antecedentes de violencia de género e internaciones psiquiátricas previas. Yo lo supe tarde, su familia me lo ocultó. Y estoy segura de que sigue en Tinder. No usa su verdadero nombre sino un nickname y como empleo pone que trabaja en una concesionaria de autos”, precisa Erika, que asegura que está viviendo una “verdadera pesadilla”. (Nexofin)

Otras Noticias