Perpetua a un patovica que ahorcó a su ex pareja y quiso simular que se había suicidado

La víctima, Mónica Esteban (40), fue estrangulada dentro de su casa. El condenado, Mario Saucedo, ejerció violencia contra todas las mujeres con las que estuvo.
martes, 06 de noviembre de 2018 · 21:39

"Mi hermana ya puede descansar en paz".  La reflexión de Cristian resumió el sentimiento con el que él y su familia habían concurrido este martes al mediodía a los tribunales de Bahía Blanca. "Prisión perpetua", era la única frase que podía aliviar tanto dolor acumulado desde hace poco más de un año, cuando Mónica Giselle Esteban (40) fue estrangulada en su propia casa por su ex pareja. Los jueces, de manera unánime, también entendieron que no quedaba otra opción que aplicar la máxima sanción para Mario Alberto Saucedo (38) ausente en el acto final del juicio iniciado hace una semana.

Ella, la única que no sabía que la iban a matar

 

La noche del 28 de setiembre de 2017, Cristian había dormido en la casa de su hermana, en Washington 754, en el barrio de Villa Mitre. Ella acababa de separarse de Saucedo después de más de 3 años y, como el hombre ya la había amenazado y golpeado, tenía temor de dejarla sola. Alrededor de las 6, se fue a trabajar. Pero debió volver a media mañana para reconocer el cuerpo de Mónica, que fue encontrada golpeada y estrangulada, con el cable de una extensión eléctrica en su cuello. 

Preocupado porque no llegaba al bazar del centro bahiense donde trabajaba ni respondía los mensajes, un compañero había decidido ir a su casa a ver qué pasaba. Saltó un portón y la encontró muerta. Al lado había vidrios rotos y un gran desorden.  Los antecedentes violentos de Saucedo dirigieron rápidamente la investigación hacía él, pero cuando fueron a buscarlo no estaba en el departamento que alquilaba ni había ido a la empresa de vigilancia para la que trabajaba. Lo capturaron a los tres días en el Chaco, donde tenía familiares. "Me mandé una cagada", decía el mensaje que le había enviado horas antes a un amigo.

Mario Alberto Saucedo, de 36 años, al ser detenido como presunto autor del crimen de su ex pareja.

Mario Alberto Saucedo, de 36 años, al ser detenido como presunto autor del crimen de su ex pareja.

Saucedo estaba obsesionado con Mónica y no podía soportar perderla. Según el testimonio de psicólogos estaba pendiente todo el tiempo de lo que hacía y controlaba sus movimientos. Aquella mañana, aguardó a que su hermano Cristian se fuera para atacarla. Ya la había golpeado en varias oportunidades y amenazado en otras. Ex parejas de Saucedo, que también trabajó de patovica, testimoniaron que era muy violento. Peritos de Policía Científica que declararon en el debate concluyeron que montó la escena del crimen para hacer creer que Mónica se había quitado la vida. Sin embargo, en el sitio encontraron su ADN. 

El patovica acusado de femicido desmayaba a sus parejas y las despertaba a cachetazos

 

Homicidio agravado por el vínculo fue la calificación utilizada por el tribunal para condenar a Saucedo, que podría pasar preso unos 35 años. Los jueces consideraron como agravantes los antecedentes de violencia de género y la convivencia previa de la pareja.

Saucedo y su defensora en un tramo del juicio en Bahía Blanca

Saucedo y su defensora en un tramo del juicio en Bahía Blanca

"Se tiene que pudrir en la cárcel. Es una lacra y mató a un ángel que no se merecía esto", dijo Iris Fernández, la mamá de Mónica, tras el fallo. "Con esto cerramos una etapa y ahora hay que empezar otra. Ya sin Mónica, pero hay que hacerlo" reflexionó Cristian, su hermano. 

Atrapan a un patovica acusado de ahorcar a su ex e intentar fingir un suicido

 

La pena perpetua anunciada este martes para el custodio coincide además con el pedido del fiscal Mauricio Del Cero y la abogada de la querella Viviana Lozano. Hasta la propia defensora oficial de Saucedo vio venir el mismo final y realizó un planteo de inconstitucionalidad de la sanción que no fue escuchado por los jueces Claudia Fortunatti, María Elena Baquedano y Eugenio Casas. (Clarín)