Rosario: lo matan de seis tiros en otro coletazo por el crimen de "Chabela" Cantero

Juan Carlos Fernández fue asesinado el miércoles en barrio Las Flores. Su familia denunció estar amenazada por Los Monos. Hubo un herido.
viernes, 25 de enero de 2019 · 10:14

Petrona Isabel "Chabela" Cantero, asesinada en medio de una batahola un año y medio atrás, no era una vecina más del barrio Las Flores sino que era hermana de Ariel Máximo "Viejo" Cantero. Desde que la mataron hubo al menos cinco crímenes que, por contexto, podrían ser considerados como coletazos.

El último de ellos fue el miércoles pasadas las 22 en el playón municipal de España y 5 de Agosto, en el ingreso a Las Flores. Desde una moto dispararon contra dos personas que estaban sobre un carro tirado a caballo. Juan Carlos Fernández, de 33 años, recibió media docena de balazos, uno de remate en la cabeza, y Jorge A., de 28, resultó herido. La escena se desarrolló debajo de una cámara de videovigilancia pública.

En la mira

"No podemos vivir más. A mi hermano lo mataron los sobrinos del Ariel Cantero, de la banda de Los Monos. Ellos siguen siendo los dueños del barrio. Si quieren te balean la casa y te tenés que ir; te roban los caballos y después te piden plata. Son los dueños de Las Flores". Resoplando bronca y ahogadas por el dolor de su pérdida, dos hermanas de Fernández apuntaron contra los sobrinos del antiguo líder de Los Monos como los responsables del asesinato.

Así, mencionaron a todos los que quisieran escuchar cuatro apodos: "Pope, Willy Corbera, el Deny, el Mono. Ellos nos tienen amenazados de muerte", dijeron a la prensa, antes de ir al Centro de Justicia Penal (CJP) a plasmar sus dichos en declaraciones. Y aportaron más datos. Denunciaron que hace un mes y medio les robaron dos caballos y cuando fueron a reclamarle a los sobrinos de Cantero los corrieron a balazos. También un ataque a balazos contra otro de sus hermanos, herido en la columna hace un mes, del que culparon al tal "Pope". El penúltimo ataque contra la familia que refirieron fue el lunes al mediodía cuando corrieron a balazos a otro de sus hermanos, que resultó ileso.

Las hermanas de Fernández contaron además que "desde el crimen de Chabela hasta hace cuatro o cinco días tuvimos custodia permanente" de un móvil policial, pero lo retiraron. Es que luego del homicidio de la mujer la familia de Fernández quedó en la mira por tener cercanía con vecinos sindicados como autores del asesinato.

Fuentes allegadas a la investigación advirtieron que tiempo antes del homicidio de "Chabela" Cantero, ante una serie de denuncias cruzadas por el robo de caballos, la Fiscalía había dispuesto una custodia en la casa de la familia de Fernández.

"Lo que le informaron desde el Ministerio de Seguridad a la fiscal Georgina Pairola es que desde el viernes se cambió la modalidad de esa custodia para optimizar recursos. Se lo pasó de punto fijo a dinámico. La custodia no fue quitada sino que en lugar de estar fijo el móvil pasó a patrullar las inmediaciones", indicó un vocero tribunalicio, y resaltó que el crimen de Fernández no fue en la puerta de su casa sino a unos 250 metros.

Charla de vecinos

Juan Carlos Fernández era conocido en Las Flores por los apodos de "Nando" o "Juanca". Tenía prontuario abierto. Según sus hermanas, el miércoles a la noche Nando y su amigo Jorge volvían a su casa de Malvón al 1700 luego de cirujear en un carro con caballo. Al pasar por el playón municipal denominado Parque de la Colectora se pararon a charlar con un vecino.

Punto neurálgico del barrio, el playón inaugurado en mayo de 2018 está a 30 metros del puente sobre calle España y a media cuadra de la Escuela "Pocho Lepratti" y de las obras del nuevo Hospital Nodal de Rosario. En esa esquina, donde para entrar o salir del barrio doblan las líneas de colectivos 140 y el Enlace Yrigoyen, también hay una cámara de vigilancia del tipo domo motorizado.

Vecinos relataron que en el playón se pueden consumir sabrosas hamburguesas en el carrito o gramos de marihuana que ofrecen los delivery de droga. Pasadas las 22 no eran pocos los que estaban en el playón detrás de ambas ofertas. A esa hora Nando y su amigo detuvieron el carro y se pusieron a hablar con un vecino frente a un santuario al Gauchito Gil, junto a tres contenedores de basura.

Un auto y una moto

"Primero pasó un auto por 5 de Agosto, como yendo hacia San Martín. Al ver el carro pegó la vuelta disimuladamente por España y a los pocos minutos volvió a aparecer pero acompañado por una moto Honda CG Naked", narró un testigo.

"Poco antes de llegar a España, a la altura de una parada de colectivos, el auto se paró en el medio de la calle como para frenar el tránsito que venía por detrás. Entonces la moto lo pasó por el costado, hizo unos 25 metros, y cuando estaba a la altura del carro empezaron a disparar, entre 10 y 12 tiros. Después la moto se subió al playón y siguieron disparando. El auto desapareció y la moto salió por el playón hacia el este. Todo eso lo tiene que haber grabado la cámara de la esquina", agregó el testigo, y dijo que los disparos "sorprendieron a los pibes".

Fernández recibió al menos cinco balazos por la espalda y uno en la cabeza, de remate. Su amigo Jorge recibió impactos en la pierna izquierda y el brazo derecho. El tercer hombre en la escena corrió y se refugió en una callejuela cercana. En la escena del crimen los peritos recolectaron al menos 11 vainas calibre 9 milímetros.

La causa quedó en manos de Pairola, también a cargo de la investigación del asesinato de Petrona Cantero, causa que tiene a dos sospechosos prófugos: Ana María "Pato" Schneider, por el crimen de Chabela, y un hijo de ella llamado Jonathan por la tentativa de homicidio contra Luciana, nieta de la víctima fatal que recibió un balazo en la cabeza que la dejó ciega.

esquina vigilada. "Nando" fue asesinado en España y 5 de Agosto, a las 22 del miércoles, debajo de una cámara.

La Capital