Un policía quiso evitar un robo y mató accidentalmente a su esposa frente a sus hijos

La mujer recibió un disparo en la cabeza mientras él forcejeaba con un delincuente que intentó robarles la camioneta.
viernes, 25 de enero de 2019 · 09:52

La esposa de un comisario de la Policía bonaerense murió este jueves tras recibir un balazo en la cabeza delante de sus dos hijos menores de edad, cuando su marido intentó evitar el robo de su camioneta en el partido de Moreno y forcejeó con un delincuente que también terminó herido y detenido.

El ladrón recibió dos impactos de bala y permanece internado. Tanto el comisario como sus dos hijos de 3 y 17 años no sufrieron lesiones.

El hecho se registró alrededor de las 14. El comisario fue identificado como Rodolfo Ramírez Fernández de 42 años que llegó a bordo de su Ford Ranger, junto a su esposa y dos hijos. De acuerdo con los voceros el hombre se encontraba de civil y había salido a pasear con su familia y a visitar a un primo.

Al arribar a la casa de este pariente, el comisario fue a golpear la puerta, al tiempo que su esposa, identificada como Débora Andrea Banegas de 37 años, y los chicos se quedaron a bordo del vehículo.

"El hombre dejó la camioneta con las llaves puestas y encendida porque hacía calor y así su familia podía esperarlo con el aire acondicionado prendido", explicó a Télam una fuente de la investigación. En momentos en que el comisario aguardaba a que su familiar lo atendiera, y mientras estaba de espaldas a la Ford Ranger, un delincuente armado que iba solo y a pie se introdujo en la camioneta.

Al darse vuelta, el jefe policial observó lo que ocurría, por lo que se acercó al vehículo y extrajo un arma de fuego con la que le apuntó al delincuente. El asaltante intentó arrancar la camioneta, pero no lo logró y comenzó un forcejeo con el comisario. En esa lucha disparó el arma 9 milímetros.

Uno de los disparos impactó en la cabeza de Banegas, quien murió prácticamente en el acto, en el interior de la camioneta, al tiempo que su hija mayor intentaba salir de la misma con su hermanito para ponerlo a resguardo. A su vez, el delincuente sufrió un balazo en un brazo y otro en la cadera.

Fuentes policiales dijeron que el asaltante herido fue llevado de urgencia al Hospital Mariano y Luciano de la Vega de Moreno donde fue intervenido quirúrgicamente y su pronóstico era reservado.