Un vecino mató a los tiros a un ladrón e hirió a otro en un intento de entradera

El delincuente asesinado tenía 17 años. Buscan a un tercer cómplice que logró escapar. El hombre quedó libre luego de declarar, para el fiscal se trató de un “homicidio cometido en la legítima defensa.
viernes, 25 de octubre de 2019 · 09:05

Tres delincuentes sorprendieron a un joven cuando llegaba a su casa de la localidad bonarense de Longchamps. Querían entrar por la fuerza al domicilio. Mientras la víctima le arrojaba sus pertenencias por encima de la reja, un familiar suyo escuchó los gritos desde la planta alta y salió a los tiros. Uno de los ladrones murió en el lugar.

Todo sucedió a plena luz del día y se convirtió en escenario de una balacera infernal. Al menos seis fueron las detonaciones que escucharon los vecinos. Uno de los disparos alcanzó a uno de los ladrones, de 17 años, cuando intentaba escapar y lo mató en el acto.

Otro de los delincuentes, de 18, resultó baleado en una pierna y fue trasladado al hospital Meléndez de Adrogué, donde permanece internado con custodia policial. En tanto, un tercer cómplice logró huir en el auto de la víctima del asalto y es buscado intensamente por la policía.

Por otra parte, tanto el dueño de la casa como su tío, el hombre que efectuó los disparos con un arma 9 mm, resultaron ilesos. Ahora, los investigadores intentan determinar si el hombre tenía el revólver registrado y con los papeles al día.

El violento asalto quedó registrado en una cámara de seguridad y el video se volvió un elemento de prueba clave para evaluar si el tirador actuó en legítima defensa o no.

Temor a la venganza 

La hija del hombre que ayer mató a un ladrón de 17 años e hirió a otro pidió “seguridad” para su familia, ya que los vecinos le advirtieron que el entorno de los sospechosos puede buscar venganza.

“Fue una situación horrible”, dijo a Todo Noticias Camila, hija de Claudio Pardo, y agregó: “Nos despertamos todos a la madrugada escuchando disparos”. El hombre estuvo demorado pero recuperó su libertad después de declarar ante el fiscal, que consideró que se trató de un “homicidio cometido en la legítima defensa”.

La joven comentó que no conocía a los delincuentes que intentaron ingresar a su domicilio pero que otra gente del barrio, en cambio, le advirtió sobre ellos. “Me llegaron mensajes diciendo que los familiares de los delincuentes son peligrosos, que nos van a balear la casa”, contó.