Detienen a un cabo de la policía por la muerte violenta de su novia

Salta- El uniformado fue quien llamó al 911 para informar sobre el deceso de su amante o pareja.La joven presentaba una sola herida. La misma se había realizado desde el arma del policía.
viernes, 4 de octubre de 2019 · 08:38

La sombra de un nuevo femicidio oscureció la tarde de ayer en el barrio 25 de Mayo.

Un inmenso operativo policial hizo que el vecindario en pleno se congregara sobre calle Ayacucho esquina pasaje Metán. La noticia: una mujer había sido presuntamente asesinada en el domicilio que compartía con un efectivo de la Policía de la Provincia.

 

Uno o varios llamados al 911 alertaron sobre un acto de violencia extrema. No se sabe con precisión el horario de estos llamados, lo que sí trascendió es que uno de ellos es el de la pareja de la malograda mujer.

Fuentes oficiales revelaron que la joven fue identificada como Marcela Salto, de 26 años, quien compartía una vivienda o pieza de alquiler ubicada sobre el pasaje Metán.

En tanto, luego de la inspección ocular de la escena trágica, personal de la Brigada de Investigaciones informó a la fiscal actuante una serie de anormalidades observadas prima facie, que llevó de manera inmediata a la detención del cabo Jorge Martearena.

Una de estas anormalidades, se relató, es que el arma homicida utilizada para terminar la vida de la joven pertenecía al cabo de la Policía.

Sobre este y otros tantos detalles, como las testimoniales del vecindario y la data de la hora de la muerte encerraron la coartada del policía, que quedó detenido preventivamente.

Los primeros minutos

Las primeras informaciones indicaron que la joven Marcela Salto murió de un disparo de un arma reglamentaria e inmediatamente, como en otros tantos casos, se habló de suicidio.

Luego de la llegada de los peritos y del personal de la Brigada de Investigaciones las sospechas tuvieron un solo rumbo, y se orientaron hacia un nuevo femicidio.

El hecho tuvo lugar alrededor de las 14.30.

Y tras el alerta la calle permaneció cortada debido a las pericias que realizaron en el lugar el Cuerpo de Investigaciones Fiscales y la División Homicidios.

Según informaron vecinos, la mujer de 26 años vivía con su pareja, un efectivo policial, quien la habría encontrado muerta al volver al domicilio, según su versión.

La fiscal penal 1 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de turno, Ana Inés Salinas Odorisio, quien tomó intervención en el hecho, se hizo presente en el lugar y explicó que la mujer es esposa de un efectivo policial y que aparentemente el disparo se produjo con el arma reglamentaria.

En forma preventiva solicitó la detención del policía y que el personal del Cuerpo de Investigaciones Fiscales realice todas las medidas de rigor.

El cuerpo de la mujer fue trasladado al Servicio de Tanatología Forense para la realización de la autopsia para determinar la causa y data de muerte.

Personal de la División Homicidios está a cargo de las tareas investigativas.

El Tribuno