Murió Alcón, el “perro de Dios” que ayudó a resolver más de 20 casos de asesinatos en todo el país

Tenía seis años y fue clave en la resolución de casos como la desaparición de Santiago Maldonado. En Santiago del Estero fue bautizado como “el perro de Dios”.
viernes, 4 de octubre de 2019 · 08:46

Alcón, bautizado “sin h”, murió el 29 de septiembre a los seis años. Este ovejero sable, traído de Alemania, tenía una carrera prometedora como investigador criminal y había logrado resolver más de 20 casos de asesinatos.

El “perro de Dios”, como fue bautizado en Santiago del Estero, participó de rastrillajes que tuvieron en vilo al país, como fue el caso de la desaparición de Santiago Maldonado. Además, encontró los cuerpos de Araceli Fulles, la joven que había sido enterrada bajo una construcción de la casa principal del acusado del homicidio; “Marito” Santos, un niño asesinado en el marco de un ritual satánico; y fue clave en la recolección de pruebas para juzgar al asesino de Micaela Ortega, la niña de 12 años víctima de grooming.

 

Alcón llegó a la brigada canina cuando tenía dos años de edad. Había sido traído de Alemania por un amigo de Herrero, quien comenzó a entrenarlo pero, por cuestiones personales, no pudo seguir haciéndolo y terminó en las manos del adiestrador Marcos Herrero,de la policía de Río Negro, quien trabaja como asesor de la Brigada K-9 de Punta Alta. Esta raza tiene un gran talento para el rastreo por huellas olfativas.

Por su parte, en aquel momento Herrero, quien lleva más de 20 años trabajando en la investigación de crímenes, había decidido especializarse en odorología forense, una técnica que permite ubicar el rastro de personas y sus recorridos, a partir de la huella de olor que dejan, que es un rastro único de cada ser humano.

El martes 1º de octubre, la Brigada K-9 despidió a su héroe en las redes sociales con un sentido mensaje. “El 29 de septiembre nos dejó físicamente Alcón, un compañero de trabajo al que hemos sabido disfrutar de su compañía en más de un operativo. En el día de la fecha el K9 de Punta Alta rinde homenaje a uno de los mejores perros de búsqueda de toda la Argentina. está institución siempre estará en deuda. Un abrazo a la distancia a su guía Marcos Herrero y su auxiliar Andrea Tolosa. Gracias por llevarle consuelo a tantas familias. Gracias por tanto”, escribieron sus compañeros junto a un collage de fotografías en las que se lo puede ver al perro en acción.

Afortunadamente, Alcón dejó a su heredera antes de abandonar esta vida. Se trata de su hija, de tres años, Roger, que ya está realizando sus primeras pesquisas.

El “perro de Dios”

Alcon recibió este nombre tras la resolución del caso de Marito Santos. Este perro encontró pistas dentro de las casas de los principales sospechosos del crimen, entre ellos, una serie de escritos que detallaban cómo había sido realizado el sacrificio del niño en Quimilí.

Lo curioso fue que las últimas pistas encontradas por este animal decían que iban a llegar “perros enviados por Dios” y, a partir de allí, Alcón recibió este apodo.

“Un pichicho bendito, de nombre Alcón. Haciendo justicia, olfateaba tu alma‘” reza una de las estrofas de la 2Marcha N°82”, canción que compuso el payador, Santiago Luna, tras la resolución del crimen.

Además de brindarle este apodo, el caso de Quimilí cambió para siempre a Alcón. Durante el rastrillaje, el can sufrió una descompensación y, a su regreso a Viedma, jamás se recuperó totalmente. Pese a que los veterinarios no lograron encontrar la causa de lo que le ocurrió, su salud comenzó a deteriorarse y terminó falleciendo muy joven.

El último caso del que participó Alcón fue el de Dionicia López, una mujer peruana, desaparecida en enero de 2018 en Acuña de Figueroa y Corrientes, en la Ciudad de Buenos Aires, cuyos resultados todavía están bajo secreto judicial.