Rescataron en Bolivia a una alumna de 7º grado cooptada por la trata

El trabajo de ubicación fue realizado en Salta por la División Trata de Personas. El operativo de rescate lo realizó la Policía de La Paz. La niña está en un hogar de tránsito.
viernes, 1 de febrero de 2019 · 10:12

Una niña que cursaba el séptimo grado de una escuela de Cerrillos y que desapareció de esta capital entre el 4 y 5 de diciembre pasado, finalmente fue hallada en un suburbio de la capital de la República Plurinacional de Bolivia.

Los allanamiento que posibilitaron rescatar a la menor fueron realizados por las fuerzas especiales de la Policía de La Paz, ante el pedido de la Justicia de nuestra provincia ya que hasta la fecha la desaparición de la menor está caratulada como un delito ordinario y no como trata de persona.

Sin embargo, se informó que se espera el informe final de la Justicia del vecino país, que sí detuvo a tres personas por el hecho y las imputó por esos delitos que en nuestro país son jurisdicción de la Justicia Federal.

Al respecto, el comisario mayor y jefe de la División Trata de Personas de la Policía de la Provincia, Oscar Chocobar, dijo ayer a El Tribuno que el pedido de investigación por la desaparición de la niñas ingresó el 28 de diciembre pasado y que con la asistencia de la división de Delitos Tecnológicos lograron hallar la pista o hilo conductor de la desaparición de la niña, que cursaba entonces el sétimo grado.

El jefe policial dijo que en el análisis de los contactos en redes sociales se determinó que la niña tenía vinculaciones con personas en el país vecino y que por esta situación era probable que la misma pudiera encontrarse en ese país.

El comisario Chocobar dijo que a partir de allí la Justicia puso a la niña en alerta amarillo y al fracasar la búsqueda a través de los medios se investigó a fondo las distintas ubicaciones de los contactos.

Así se determinó que el sujeto de 30 años que la sacó del país no ingresó a Argentina legalmente y que pudo haber utilizado a una tercera persona en nuestra capital para ayudar a la niña llegar a La Quiaca, donde sí tuvo contacto con ella.

El jefe policial dijo además que la niña podría haber sido explotada sexualmente pero también laboralmente, ya que cuando fue rescatada se hallaba en compañía de su captor en un taller de costura, que regenteaba la madre del sujeto y un hermano del mismo.

Estas tres personas permanecen detenida en La Paz acusadas de estos delitos.

La fuente aseguró que la víctima se encuentra en buen estado de salud y a la espera de las diligencia judiciales para su repatriación.

El comisario destacó la labor de los investigadores salteños ya que aseguró que a la Policía de Bolivia le entregaron la investigación y el paradero supuesto de la niña con precisión de GPS.

La versión boliviana

Según el diario La Razón de La Paz la cooptación de la niña salteña se realizó a través de Facebook, donde quedó registrado que una menor argentina de 14 años de edad conoció a Evert A. de 30 años, con residencia en La Paz, Bolivia.

Después de un tiempo, el sujeto viajó hasta Salta para conocerla y la convenció de acompañarlo a La Paz, Bolivia, donde fue rescatada por la Policía porque estaba reportada como desaparecida.

La Gendarmería argentina atendió el caso e informó que ambos habrían salido el 28 de diciembre de 2018 desde la Quiaca. En las oficinas de Migración no se anotó su ingreso por lo que se presume que burlaron el trámite y control respectivo.

La División de Trata y Tráfico de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) logró dar con el paradero de la menor reportada como desaparecida en el domicilio de Evert A., ubicado en el barrio de Villa Victoria de La Paz.

El comandante General de la Policía, general Rómulo Delgado, informó en rueda de prensa, junto a representantes del Consulado de Argentina en Bolivia, del operativo que se activó para encontrar a la menor y que el principal sospechoso puede enfrentar un proceso por el delito de trata de personas.

"Evert A. ha mantenido una relación a través del Facebook y es quien de alguna manera la habría seducido, lo que también esto ingresaría en la figura de estupro puesto que la menor tiene 14 años de edad. Supuestamente con algún engaño la ha traído a La Paz", explicó el diario del vecino país. En el operativo policial también se detuvo al hermano y a la madre por la tenencia irregular. Ambos prestarán sus declaraciones respectivas, añadió.

Las redes, sin control

Para los investigadores locales, muchos de los delitos de esta naturaleza se generan por la vulnerabilidad de los menores ante la inmensa oferta de toda clase de tentaciones que ofrecen las redes sociales.

“La falta de control de los padres a veces llevan a los chicos a relacionarse con personas mayores, que les mienten y les dibujan una identidad inexistente”.

En el caso puntual de la niña de Cerrillos rescatada en La Paz el comisario Oscar Chocobar dijo que la localización de la menor fue un trabajo extraordinario de sus investigadores que contaron con la colaboración de la División de Delitos Tecnológicos. En menos de un mes, dijo el inspector, habían ubicado todos los lugares posibles en donde podría hallarse la menor y tal es así que bastó solo un allanamiento para rescatarla.