A juicio, el hombre que se hacía pasar por policía y está acusado de 18 violaciones

Vivía en San Nicolás con su familia pero los abusos fueron cometidos en Rosario, donde venía por la noche. La fiscal pide una condena de 50 años de prisión efectiva
miércoles, 6 de febrero de 2019 · 09:59

El próximo jueves comenzará el juicio contra un hombre de 43 años acusado de perpetrar 18 violaciones en dos años, a partir de abril de 2014, a víctimas de entre 14 y 25 años. De acuerdo con la acusación y testimonios de víctimas, el hombre repetía siempre la misma mecánica: desde San Nicolás, donde vivía con su mujer y tres hijos, viajaba por las noches a Rosario para hacerse pasar por policía y abordar a las mujeres. La fiscal pidió una condena de 50 años.

Luis Marcelo E., de 43 años, se encuentra detenido en Coronda desde agosto de 2016, luego de que una de sus víctimas (la denunciante número 18, de 14 años) fotografió la patente del auto de su abusador.

El primero de los hechos que se le imputan ocurrió el 4 de abril de 2014, cuando en San Martín y Garibaldi abordó a una chica de 18 años, a la que le dijo que era policía. Le pidió que lo acompañara para averiguar sus antecedentes y, por el camino, junto a un descampado, le dijo que se sacara la ropa para revisar si tenía drogas. Allí fue cuando abusó de la chica, quien horas más tarde hizo la denuncia en el Centro de Atención a la Víctima de Delitos Sexuales. El ADN que le tomaron a Marcelo E. tras su detención coincidió con el de quien violó a esa joven, obtenido a partir del semen.

 

Durante dos años, otras 17 mujeres denunciaron haber sido sometidas por un hombre de 1,65 metro de altura, robusto y de cabello negro corto que actuaba con un patrón similar. El 20 de agosto de 2016 Luis Marcelo E. fue detenido en Soldini en un Fiat Duna gris donde iba con su pareja y tres hijos. Llevaba anillos de plata similares a los descriptos por algunas de sus víctimas, jóvenes de humilde condición a las que abordaba en zonas periféricas de Rosario. Como no usaba preservativo, la prueba de ADN dio positivo en los seis casos en los que se pudieron tomar muestras biológicas a las jóvenes abusadas. También fue reconocido por víctimas.

El acusado, que vivía en San Nicolás y trabajaba en una radio, fue imputado por 18 casos de abuso sexual, doce de ellos con acceso carnal.

El juicio en su contra comenzará el próximo jueves. La fiscal Carla Cerliani solicitará la pena de 50 años de prisión efectiva.

La Capital