Un policía mató a golpes a un anciano porque le cortó el gas

El crimen ocurrió el viernes de 19 de abril en la vivienda de la víctima, en el partido bonaerense de Avellaneda.
domingo, 28 de abril de 2019 · 09:36

Un oficial mayor de la Policía de la Ciudad fue detenido acusado de matar a golpes a un hombre de 70 años en la vivienda de la víctima en el partido bonaerense de Avellaneda.

El policía Erik Córdoba Gatica se negó a declarar ante la fiscalía que investiga el crimen. Fue capturado este sábado en la Comisaría Vecinal 4D del barrio porteño de Barracas, donde prestaba servicio, acusado del crimen de Rubén Piñeiro, que falleció el jueves último tras permanecer internado una semana en una clínica luego de la golpiza recibida.

El crimen ocurrió el viernes de 19 de abril. Córdoba Gatica mantuvo una discusión con el anciano en la casa de éste, que concluyó cuando el policía lo atacó a golpes de puños.

El oficial mayor era vecino lindero de Piñeiro y tenían problemas de vieja data ya que, supuestamente, la víctima le cortaba el gas al policía, por lo que los investigadores intentaban establecer si ese fue el motivo de la pelea.

Cuando familiares del anciano advirtieron la situación al visitarlo, lo trasladaron de inmediato al hospital Fiorito. La víctima fue derivada luego a una clínica privada de Avellaneda, donde permaneció internado hasta que murió el jueves último.

La causa es investigada por la fiscal Alejandra Olmos Coronel, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada de Avellaneda, perteneciente al Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien con las pruebas recolectadas solicitó la detención del policía al Juzgado de Garantías 10 de dicho distrito.

El juzgado accedió al pedido de la fiscal y ordenó la detención de Córdoba Gatica, que se produjo en la seccional donde se desempeñaba y fue realizada por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Avellaneda.

Los investigadores esperaban que se practicara la autopsia correspondiente en el cuerpo de la víctima, para poder determinar la mecánica de los golpes recibidos. La Oficina de Transparencia de la Policía de la Ciudad ordenó que Córdoba Gática quedara en situación pasiva, sin percibir salario, hasta que se resuelva su situación procesal.