La echaron de la Policía y ahora robaba con un dron

La Plata_ La ex policía fue identificada como Johana Gaujan, de 26 años. Integraba una banda que cometía 'entraderas' y alrededores y espiaba con un dron a sus potenciales víctimas antes de asaltarlas
jueves, 2 de mayo de 2019 · 08:31

Una ex policía bonaerense y otros dos hombres fueron detenidos acusados de integrar una banda dedicada a cometer ‘entraderas’ en la ciudad de La Plata y alrededores, que contaba con la particularidad de espiar con un dron a sus potenciales víctimas antes de asaltarlas. La ex integrante de la fuerza fue identificada como Johana Gaujan (26), quien se desempeñó solo durante 2015 como policía debido a que se descubrió que en sus días de franco aparentemente se dedicaba a realizar robos de vehículos.

Según indicó una fuente, en virtud de ello, la agente tenía varias investigaciones penales por hurto, lo cual derivó en que finalmente fuera exonerada. En su cuenta de Facebook, Gaujan se presenta con un perfil totalmente distinto: amante de los perros y gatos, tiene decenas de posteos en los que se muestra preocupada por la adopción responsable de animales.

Además, se la ve como fanática de los tatuajes y de la playa, en tanto que los otros dos miembros de la banda, uno de los cuales sería su novio, subían fotos en las redes sociales ostentando vehículos de alta gama, cuatriciclos y motos de agua que serían producto de los robos.

La investigación, que estuvo a cargo de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Plata, estableció que la banda estudiaba la zona y los domicilios de sus víctimas en La Plata, y en las localidades de Abasto, Lisandro Olmos, El Peligro y Colonia Japonesa, donde se cometieron 17 robos o intentos de robo a partir de los primeros días de marzo.

Pero uno de los casos recibidos por los investigadores fue una denuncia realizada el 21 de abril por un vecino japonés de 81 años, que aseguró que ese día alrededor de las 4 de la madrugada, su esposa se dirigió al baño y fue sorprendida por cuatro delincuentes que tras atarlo a él, obligaron a su mujer a que les entregara todos los elementos de valor que tenían en la vivienda y luego escaparon con el auto de la familia. El hombre aportó un dato clave: dijo que días anteriores a la comisión del hecho, observó sobre su vivienda sobrevolar un dron que desconocía de dónde provenía.

A medida que se avanzaba con la investigación, personal de la DDI constató que en la zona de Abasto se habrían cometido varios hechos similares y que otros damnificados también habían visto un dron cerca de sus casas antes de ser asaltados.

En tanto, un comerciante declaró que tanto él como otros vecinos habían visto días antes de los robos varios autos de alta gama por la zona, entre ellos una camioneta VW Amarok blanca, una camioneta Toyota Hilux del mismo color, un VW Scirocco negro, un Peugeot 208 rojo y Peugeot 308 blanco.

Otro vecino asaltado, por su parte, reconoció a dos integrantes de la banda, aunque la organización tendría entre cinco y siete miembros que robaron desde vehículos de alta gama hasta sumas de dinero cercanas a los 100.000 pesos.

Algunos de ellos tenían como función utilizar un dron para realizar tareas de inteligencia previas a la comisión de los hechos, pudiendo observar las viviendas desde el aire y obtener datos como movimiento de moradores y cantidad de personas que había en los domicilios para cometer los robos con éxito.