Otros cuatro detenidos por la masacre en San Miguel del Monte

Se trata del secretario de seguridad municipal Claudio Martínez, del teniente Ángel Héctor, el oficial inspector José Duran y la oficial subayudante Nadia Genaro. Sólo queda pendiente la aprehensión del subcomisario Franco Micucci.
lunes, 27 de mayo de 2019 · 08:39

Un secretario municipal, un teniente, un oficial inspector y una agente subayudante fueron arrestados este domingo en el marco de la investigación por la muerte de cuatro jóvenes durante una persecución en la localidad bonaerense de  San Miguel del Monte.

Se trata de Ángel Héctor, Claudio Martínez, José Durán y Nadia Genaro, quienes fueron arrestados por la policía de la provincia de Buenos Aires.

Según fuentes, también se pidió la orden para aprehender al subcomisario Franco Micucci.  En total ya hay 12 personas tras las rejas por este caso.

Este es Claudio Martínez, secretario de seguridad apresado.

Los mismos voceros señalaron que los nuevos policías implicados en la causa ya habían sido desafectados de la fuerza la semana pasada por el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo.

Sólo la oficial Melina Blanco dio su versión de los hechos ante el instructor judicial que la acusa de presunto encubrimiento, ya que sospecha que viajaba en una de las patrullas que intentó interceptar el auto en el que se movilizaban las víctimas.

Este es Claudio Martínez, secretario de seguridad apresado.


Para los investigadores, la policía observó todo, aunque luego firmó un acta en el que se habrían falseado las circunstancias por las que murieron los jóvenes.

Ángel Héctor, otro de los apresados. 

La oficial se presentó espontáneamente el último viernes en la fiscalía y manifestó que quería declarar porque había participado del procedimiento y aseguró que ello no figuraba porque sus superiores le dijeron que "era nueva".

Nadia Genaro, la única mujer apresada. 

 

Entonces, se dispuso su aprehensión y la joven entregó su arma reglamentaria y su teléfono a personal de Gendamería que realiza los peritajes en la causa.

Los investigadores intentan aún determinar cuál fue la motivación para que los policías persiguieran a los jóvenes, aunque familiares del conductor aseguraron que era habitual que lo siguieran luego de que en una oportunidad un comisario le pidió una coima de 4.000 pesos para no secuestrarle el auto.

Otras Noticias